internacionales

Funcionarios de Israel y Emiratos viajan en el primer vuelo directo entre ambos países

Por Agencia Télam

31-08-2020 04:00

Semanas después de anunciar un acuerdo para inaugurar las relaciones bilaterales, funcionarios de Israel, Emiratos Árabes Unidos y Estados Unidos viajaron hoy en el primer vuelo directo entre los dos países de Medio Oriente.

El vuelo de la aerolínea de bandera israelí El Al partió desde Tel Aviv y aterrizó en Abu Dhabi, luego de romper otro récord: sobrevolar Arabia Saudita, una de las mayores potencias del mundo islámico y árabe que no reconoce a Israel.

Mientras el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el enviado del Gobierno de Donald Trump para la región, su yerno Jared Kushner, celebraron el hito como "un día histórico" y un logro para "la paz de la región", el primer ministro palestino Mohammad Shtayyeh lo calificó como "una escena penosa", según la agencia de noticias ANSA.

"Nos hubiera gustado mucho más ver un vuelo de los Emiratos aterrizar en Jerusalén después de su liberación", aseguró, en referencia al reclamo palestino de Jerusalén como su capital y la anexión unilateral israelí de la parte oriental de la ciudad en 1980.

El avión de El Al tenía pintada una inscripción especial que rezaba "Paz" en árabe, inglés y hebreo, y llevó a delegaciones de los tres países a Abu Dhabi para avanzar en las negociaciones sobre cómo serán las relaciones diplomáticas entre Israel y Emiratos Árabes Unidos.

"Este es un tiempo de esperanza. Creo que son posibles paz y prosperidad en la región y en el mundo", dijo Kushner y llamó al resto de la región a "unirse a la paz" y a los palestinos a volver a la mesa de las negociaciones.

"Hemos presentado una buena propuesta y ahora depende de ellos. Cuando estén listos lo harán. Nosotros no ejerceremos presión", agregó, en referencia al llamado acuerdo de paz que la Casa Blanca presentó en febrero pasado y fue inmediatamente rechazado por todas las facciones palestinas, por casi todo el mundo árabe e islámico y por las principales potencias del mundo, con la excepción de Estados Unidos.

El Gobierno de Trump presentó este acuerdo bilateral como un acuerdo, sin embargo, Israel y Emiratos nunca estuvieron en guerra.

Además, la monarquía de los Emiratos presentaron el acuerdo bilateral como una victoria para el pueblo palestino ya que el Gobierno de Israel se comprometió a suspender sus planes de anexión de grandes partes de Cisjordania, uno de los tres territorios internacionalmente reconocidos como palestinos y ocupados por el ejército israelí desde hace más de 50 años.

Sin embargo, el oficialismo israelí ya dejó en claro que esta suspensión es temporal y que no renunció para siempre a sus planes de anexión, y el propio Gobierno palestino rechazó el argumento emiratí y lo calificó como "una traición".


(Télam)