internacionales

Francia lamenta que líderes libaneses no cumplieron con el plazo para formar Gobierno

Por Agencia Télam

16-09-2020 04:00

A dos semanas de anunciar que Líbano se encamina a formar un nuevo Gobierno, el presidente de Francia, la expotencia colonial, Emmanuel Macron, lamentó hoy que la clase dirigente de ese país no logró un acuerdo, luego que los principales partidos retiraran su apoyo al candidato respaldado por París.

"Todavía no es demasiado tarde: todos deben asumir la responsabilidad y actuar en el único interés de Líbano para permitir al primer ministro designado Mustafa Adib formar un Gobierno que esté a la altura de la gravedad de la situación", aseguró Macron, a un mes y medio que una masiva explosión en el puerto de Beirut devastara gran parte de la capital libanesa y profundizara la crisis política, económica y social que vive el país de Medio Oriente.

A principio de este mes, Macron viajó por segunda vez a Beirut con una lista concreta de demandas de reformas políticas y económicas y la exigencia expresa de formar un nuevo Gobierno que las lleve adelante para comenzar a descongelar la asistencia financiera internacional que tanto requiere en este momento Líbano.

Sin embargo, tras cumplirse las dos semanas de plazo que había anunciado el presidente francés, el acuerdo parece haberse desarmado completamente.

Poco antes que Macron hablara, el primer ministro designado y el hombre que apoya París para dirigir el país en este momento de crisis, Adib, un exembajador considerado independiente de los principales partidos, había postergado por 24 horas su reunión con el presidente Michel Aoun, programada para anunciar la formación de un nuevo Gobierno.

Según el diario local L'Orient-Le Jour, Adib pidió un día más para tener "más contactos" antes de definir la formación del Gobierno, informó la agencia de noticias Europa Press.

Sin embargo, en los últimos días, los líderes de los principales partidos políticos, incluido Hezbollah y la fuerza cristiana del presidente Aoun, anunciaron que no apoyarían la formación de un Gobierno liderado por Adib.

Hoy, el ex primer ministro Saad Hariri, adelantó en su cuenta de Twitter cuál sería la traba en las negociaciones.

"El Ministerio de Finanzas y otras carteras no son un derecho exclusivo de ninguna secta", escribió el expremier y advirtió que estas posiciones sectarias ponen en peligro "el último recurso para salvar el Líbano y los libaneses".

El sistema político, tanto electoral como institucional, está organizado según las comunidades religiosas del país y desde hace años esta realidad creó una coalición entre los principales partidos del país que se distribuyen el Estado y el poder, en medio de una creciente corrupción e ineficacia pública, que terminó de quedar expuesta con la explosión del puerto de Beirut el mes pasado.

(Télam)