internacionales

Francia: el gobierno pidió prudencia tras las aglomeraciones en calles y trenes

Por Agencia Télam

12-05-2020 05:45

El gobierno de Francia advirtió hoy que el virus que contagia la Covid-19 "sigue circulando" y que suponer que puede recuperarse la "vida anterior" es "una trampa", tras las imágenes de aglomeraciones en calles, trenes y estaciones al ponerse en marcha ayer la flexibilización de la cuarentena.

El ministro de Sanidad, Olivier Véran, sostuvo que "esto no ha terminado, el virus sigue circulando", y admitió que "la gente puede tener la tentación de recuperar su libertad y su vida anterior", pero alertó que "eso es una trampa".

"No podemos arruinar el esfuerzo que hicieron hasta ahora los franceses", exhortó el funcionario.

Francia cumplió hoy su segundo día de alivio de las restricciones a la circulación de personas por el coronavirus y volvió a mostrar imágenes de aglomeraciones en calles y el transporte público abarrotado en varias ciudades, mientras surgieron tensiones con autoridades locales que solicitan más libertad de movimiento.

A las imágenes de ayer se sumaron hoy los miles de alumnos que regresaron a las escuelas en algunas regiones denominadas zonas "verdes", y pudieron verse nuevas aglomeraciones en los transportes públicos y reuniones sociales en parques, lo que disparó las alarmas en el gobierno tras 57 días de confinamiento.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, solicitó la reapertura de los parques, pero Véran se opuso tajantemente.

Véran recordó que París se encuentra en la "zona roja", lo que significa que la circulación del virus es más activa y advirtió que la apertura de parques puede contribuir a que las medidas de prevención se relajen, sobre todo ahora que se aproxima el buen tiempo, informó la agencia de noticias EFE.

"Estamos dialogando con el gobierno; en una ciudad tan densa como París, donde hay más de 20.000 habitante por kilómetro cuadrado, necesitamos tener espacio para respirar, andar; creo que es una medida de sanidad pública", alegó Hidalgo.

Aplicando el mismo principio de prudencia, el gobierno también demoró la autorización ante los pedidos de algunos alcaldes de reabrir sus playas.

En tanto, el ministro de Interior, Christophe Castaner, anunció la prohibición de consumir alcohol en las riberas del Sena, ante la afluencia de parisinos para organizar allí fiestas improvisadas.

Hoy, el Ministerio de Salud informó en un comunicado sobre 348 muertes del último día, lo que eleva la cifra de decesos a 26.991.

El número ya superó a España, donde se registraron 26.920 defunciones desde el inicio de la pandemia.

En un momento en que la actividad económica se está reactivando progresivamente, el Ministerio de Salud recordó que la epidemia sigue “activa en el país” y alertó sobre el peligro del relajamiento de la distancia social, e instó a respetarla así como a usar tapabocas y mantener la higiene personal.

Asimismo, según indicó la prensa local, el gobierno prepara un "plan de reconfinamiento" ante posibles rebrotes, en el caso de que los servicios hospitalarios vuelvan a estar bajo amenaza de saturación. (Télam)