internacionales

Francia admitió que le pertenecen los misiles hallados en manos de un militar rebelde libio

Por Agencia Télam

10-07-2019 06:30

Francia dijo hoy que le pertenecían los misiles hallados en Libia en una base usada por fuerzas de un mariscal que intenta derrocar al gobierno del país, en una admisión que genera sospechas de que París esté armando a los rebeldes pese a que apoya públicamente a las autoridades que los combaten.

El Ministerio de Defensa francés dijo que cuatro misiles Javelin comprados por Francia a Estados Unidos fueron encontrados el mes pasado en una base en Gharyan, una ciudad al sur de Trípoli que el gobierno libio arrebató al mariscal rebelde Jalifa Hafter.

El diario The New York Times reveló ayer la existencia en ese lugar de los misiles, que cuestan más de 170.000 dólares cada uno y generalmente se venden solo a aliados de Estados Unidos.

Al confirmar el hallazgo, el Ministerio de Defensa negó haber proporcionado armas a Hafter en violación de un embargo internacional, y dijo que fuerzas francesas en Libia habían perdido el rastro de los misiles luego de determinar que estaban defectuosos.

"Estas armas estaban destinadas a la autoprotección de un destacamento francés desplegado con fines de inteligencia antiterrorista", explicó el Ministerio de Defensa francés.

Según Defensa, la munición, "dañada y fuera de uso", estaba temporalmente almacenada en un depósito a la espera de su destrucción y no constituye una violación del embargo de armas impuesto a Libia por la U desde 2011, informó la agencia de noticias EFE.

Pero el comunicado no aclara cómo terminaron esos misiles en un campamento de las tropas de Hafter situado cerca del frente de guerra.

Esos misiles "no estaban afectados por las restricciones de importación en Libia; nunca ha sido cuestión de vender, ceder, prestar o transferir esas municiones a nadie en Libia", añadió Defensa.

"Francia apoya desde hace mucho tiempo la lucha de todas las fuerzas regulares comprometidas contra el terrorismo en Libia", resaltó.

El gobierno de Unidad libio denunció en numerosas ocasiones que tanto Egipto como Emiratos Árabes Unidos rompieron el embargo impuesto por la U para facilitar armas a Hafter.

De igual manera, desde el bando de Hafter se afirma que Turquía lo rompió al proporcionar drones a Trípoli que están teniendo un papel clave en esta guerra.

Hafter emprendió un asedio de Trípoli en abril pasado y dio lugar a un enfrentamiento contra las fuerzas del gobierno de Unidad, en el que murieron 1.000 personas, entre ellas, más de 100 civiles.

El país norafricano está sumido en una crisis política y de seguridad desde 2011, que lo convirtió en un estado fallido, cuando fue derrocado y asesinado Muammar Kaddafi -que gobernó Libia por más de 30 años- tras una revuelta popular y con la ayuda de la OTAN. (Télam)