internacionales

Explosión de un ducto en México dejó 66 muertos y más de 70 heridos

Por Agencia Télam

19-01-2019 02:45

Unas 66 personas murieron y más de 70 sufrieron heridas en el estado mexicano de Hidalgo a raíz de la explosión de un ducto de la empresa estatal Pemex, a partir de una fuga que facilitaba el robo de combustible, lo que motivó hoy un operativo especial del gobierno en la zona y expresiones de solidaridad de varios países de la región.

El hecho, en la ciudad de Tlahuelilpan, se sumó a la larga lista de tragedias con decenas de víctimas mortales generados por el robo de combustible, una problemática que se agravó en los últimos años en el país y para cuyo combate el gobierno de Andrés Manuel López Obrador había anunciado un plan especial a fines de diciembre.

"El saldo que tenemos al momento de lo ocurrido en Tlahuelilpan es de 66 personas fallecidas y 76 personas heridas, que están siendo atendidas en distintos hospitales", indicó el gobernador estatal, Omar Fayad.

Muchos de los heridos sufrieron graves quemaduras y todavía existían posibilidades de que se encuentren mas cadáveres calcinados en las cercanías del oleoducto, donde centenares de personas se agruparon ayer para robar el combustible de la fuga provocada a media tarde del viernes.

En una conferencia de prensa convocada a primera hora de hoy, el presidente López Obrador instó a los ciudadanos a abandonar esta modalidad de robo de hidrocarburo, conocida en México como "huachicoleo".

"De manera sincera, nos entristece lo sucedido; queremos comentar a los familiares y transmitir a los familiares de los heridos que estamos dando atención especial en hospitales y que se está buscando salvar vidas", señaló el mandatario.

El gobernador Fayad explicó, por su parte, que en el momento en el que se conoció la fuga se intentó acordonar la zona pero fue imposible porque había cientos de ciudadanos en el lugar.

La explosión ocurrió a las 18.50 hora local del viernes (21.50 de Argentina).

"Las llamas estaban consumiendo todo lo que había alrededor y había personas fallecidas y quemadas", agregó Fayad, que señaló que “hoy se enluta México”.

Entre los 76 heridos, 73 eran hombres y 3 mujeres. Siete de los lesionados eran menores de 18 años y uno es un niño de 12 años, reportaron sitios de diarios mexicanos.

En la puerta de la Biblioteca Municipal se instaló un centro para dar información sobre las personas hospitalizadas y a qué establecimientos habían sido enviadas, Centenares de personas se agruparon ahí, con pesar en sus rostros, con la esperanza de encontrar los nombres de sus familiares.

Apenas conocida la explosión, López Obrador primero lamentó “mucho la grave situación” en su cuenta de Twitter, después llamó a “todo el gobierno a prestar auxilio a la gente en el sitio" y más tarde viajó a Tlahuelilpan, a donde llegó muy custodiado.

Insistió en la zona en que la estrategia del Gobierno federal contra el “huachicoleo” continuará sin que los cuerpos de seguridad confronten a las personas que buscan robar combustible.

“Más que detener la lucha contra el robo de combustible se va a fortalecer; vamos a continuar hasta erradicar esta práctica para que la gente no se vea obligada a tomar este camino riesgoso que lleva a este tipo de tragedias. Vamos a resolver el problema con más vigilancia y más atención de parte de la autoridad”, puntualizó.

López Obrador presentó el 27 de diciembre un plan para terminar con los gigantescos y constantes robos de combustible a la estatal Pemex, que durante 2018 causaron al erario público una pérdida estimada en 3.300 millones de dólares.

El programa involucra en diversas prácticas control a unos 4.000 agentes de 15 dependencias del gobierno y de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, además de cambios en los sistemas de logística y distribución.

Buena parte de los robos se hace a través de perforaciones ilegales en los oleoductos, por lo que el Ejecutivo había iniciado el transporte en camiones mientras atendía la problemática. (Télam)