internacionales

Estados Unidos pide al Vaticano que no renueve el acuerdo con China para la designación de obispos

Por Agencia Télam

20-09-2020 12:15

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, le pidió hoy al Vaticano que no renueve el acuerdo provisorio firmado con China en 2018 para la designación conjunta de obispos y que vence a fin de mes porque "pondría en riesgo" la autoridad moral de la Santa Sede.

"Hace dos años la Santa Sede alcanzó un acuerdo con el Partido Comunista chino, esperando ayudar a los católicos chinos. Pero el abuso del PCC sobre los fieles solo ha empeorado. El Vaticano pondría en riesgo su autoridad moral si renovara el acuerdo", publicó Pompeo en la red Twitter.

El secretario de Estado estadounidense se refirió así a las negociaciones existentes entre Roma y Beijing para extender por uno o dos años más el acuerdo provisorio para la designación conjunta de obispos firmado por dos años el 22 de septiembre de 2018 y que supuso el mayor paso de acercamiento bilateral en más de 50 años.

Según fuentes vaticanas consultadas por Télam, las negociaciones han ido avanzando y solo falta que la prórroga se haga oficial, luego de que en las últimas semanas el secretario de Estado Vaticano, Pietro Parolin, y portavoces de la Cancillería china hayan destacado en público el buen funcionamiento del acuerdo en sus primeros dos años.

Esta semana, fue el propio Parolin quien en diálogo con la prensa planteó que "las intenciones comunes son continuar con la renovación de este acuerdo".

El acuerdo abrió el camino para terminar con la existencia de un grupo de obispos nombrado solo por Roma y sin reconocimiento de Beijing; y otro grupo designado por la denominada "Iglesia patriótica" leal al Gobierno chino y sin aval del Vaticano.

Pompeo, que a través de su tuit divulgó un articulo que escribió en la revista conservadora estadounidense First Things con críticas al acuerdo, visitará el Vaticano a fin de mes, para una reunión en la que podría encontrarse con Parolin, según adelantaron a Télam fuentes vaticanas.

Con el acuerdo, cuyo texto permanece secreto, el Vaticano reconoció a los siete obispos que aún no tenían el aval pontificio y se avanzó en los nombramientos conjunto, con reconocimiento de ambas partes, de a Stefano Xu Hongwei como coauditor de Hanzhong y a Antonio Yao Shun titular en Jining/Wulanchabu.

En ese marco, el Gobierno del gigante asiático envió a inicios de septiembre señales positivas para la renovación, como ya había planteado la Santa Sede.

"Con los esfuerzos concertados de ambas partes, el acuerdo provisorio sobre el nombramiento de obispos entre China y el Vaticano se ha implementado con éxito desde que se firmó hace unos dos años", dijo en las últimas horas Zhao Lijian, portavoz de la cancillería china.

Más allá del acuerdo, Roma y Beijing continúan sin tener relaciones diplomáticas, en un contexto en el que el Vaticano es el único país europeo que reconoce como Estado independiente a Taiwán, al que China considera parte de su territorio.

Este año, el último paso del camino común de acercamientos fue la reunión a mitad de febrero de los cancilleres de la Santa Sede, Paul Gallagher, y de China, Wang Yi, que constituyó el encuentro de más alto nivel desde la proclamación de la República Popular China en 1949, ya que el Vaticano cortó entonces los vínculos con el gigante asiático tras el ascenso de Mao Tse Tsung al poder y estableció relaciones bilaterales con Taiwán.

Pese a que con más de 1.300 millones de habitantes en China hay "apenas" unos 10 millones de católicos, según las estimaciones más favorables de la prensa oficial, el Papa no ha ahorrado gestos hacia Beijing y ha reiterado en más de una oportunidad su intención de visitar el país. (Télam)