internacionales

España: dos acuerdos firmados por el PSOE dejaron a Sánchez más cerca de ser ratificado

Por Agencia Télam

30-12-2019 06:45

La reelección de Pedro Sánchez como presidente del gobierno de España quedó hoy más cerca, tras el acuerdo programático sellado entre su Partido Socialista (PSOE) y su principal aliado, Unidas Podemos, y la decisión del nacionalismo vasco de apoyar la nueva investidura del mandatario.

Sánchez y el jefe de Podemos, Pablo Iglesias, suscribieron hoy un acuerdo sobre las principales medidas a adoptar por el gobierno de la coalición de centroizquierda, que incluye reformas políticas, laborales, impositivas y sociales.

Poco antes, el jefe del gobierno había firmado con el presidente del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Andoni Ortuzar, el acuerdo por el que los seis diputados de esa agrupación apoyarán su designación.

Asimismo, la junta directiva del partido independentista catalán de izquierda Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) aplazó hasta el jueves la decisión sobre si finalmente se abstendrá en el congreso para facilitar la designación de Sánchez, pero dio a entender que así lo hará.

Bajo el título “Coalición Progresista. Un nuevo acuerdo para España”, el documento de 49 páginas firmado por Sánchez e Iglesias prevé alzas de la carga impositiva y el salario mínimo, así como reformas políticas, laborales y sociales, según detalló el diario madrileño El País.

De acuerdo con el texto, aumentarán en distintas proporciones -según los niveles de ingresos- las alícuotas de los impuestos a las ganancias y a las rentas de capital de las personas, así como las tasas mínimas que gravan las ganancias de empresas.

Además, se postula la derogación de la reforma laboral de 2012 -adoptada bajo el gobierno del conservador Mariano Rajoy-, que benefició al sector empleador y un fuerte incremento del salario mínimo.

Con respecto a los autonomismos, el acuerdo admite “la presencia de procedimientos y órganos bilaterales cuando se trate de dirimir un asunto de interés específico”.

Por otra parte, contempla reformas en la legislación educativa -en virtud de la cual la enseñanza de religión pase a ser “de carácter voluntario para los estudiantes”-, electoral, ambiental y de seguridad.

Un rato antes, Sánchez y Ortuzar suscribieron el pacto de 12 puntos que, entre otros aspectos, compromete a los legisladores del PNV a votar afirmativamente la reelección del presidente del gobierno en la sesión de investidura.

A cambio, el PSOE deberá informar con anticipación al PNV sobre las medidas fundamentales que planee adoptar, especialmente aquellas que afecten al país vasco.

“Este acuerdo es un ejercicio de responsabilidad para volver a poner a la política en su sitio, favorecer el diálogo entre diferentes y traer la máxima estabilidad”, afirmó Ortuzar, según el diario barcelonés La Vanguardia.

Paralelamente, la junta directiva de ERC, que sesionó esta tarde, postergó para el jueves la decisión sobre qué actitud adoptará en la votación parlamentaria, aunque su vocera, Marta Vilalta, sugirió que se ratificará la abstención, idea predominante desde que el partido pactara días atrás una “mesa de negociación” con el PSOE

“Somos escépticos y no queremos ser ingenuos, nos cuesta creer en el PSOE y en Gobierno, pero creemos que es una oportunidad para el independentismo que queremos aprovechar, que tenemos la obligación de aprovechar; vale la pena intentarlo”, dijo Vilalta en rueda de prensa.

Si ERC resolviera el jueves la abstención, quedará el camino expedito para que la votación -y la reelección formal de Sánchez- se efectúe el martes de la semana próxima, 7 de enero. (Télam)