internacionales

Enfrentado a una condena en el Congreso, Trump insistió en que no es racista

Por Agencia Télam

16-07-2019 03:30

El presidente estadounidense, Donald Trump, volvió a rechazar hoy acusaciones de racismo tras haber atacado por Twitter a cuatro congresistas opositoras de origen étnico diverso, horas antes de una votación en el Congreso para condenar sus comentarios.

"No tengo ni un hueso racista en mi cuerpo!", exclamó Trump en un tuit, luego de haber dicho ayer que "mucha gente" veía bien que hubiera instado a las cuatro congresistas demócratas a volver a sus países, pese a que son todas ciudadanas estadounidenses.

"Esos tuits NO fueron racistas", agregó Trump, en medio de uno de los mayores escándalos desatados por dichos del polémico mandatario desde que llegó a la Presidencia, en 2017.

Los mensajes del domingo, que fueron ampliamente denunciados como racistas, estaban dirigidos a las representantes Ilhan Omar, de origen palestino, la latina Alexandria Ocasio-Cortez, la afroamericana Ayanna Pressley y Rashida Tlaib, nacida en Somalía.

Trump dijo hoy otra vez que las mujeres, jóvenes progresistas llegadas este año al Congreso y fuertes críticas de sus políticas y comentarios, en realidad "odian" a Estados Unidos.

Las cuatro integrantes de la Cámara de Representantes contestaron ayer a Trump con una conferencia de prensa conjunta en la que condenaron sus dichos "xenófobos" y volvieron a pedir a su partido iniciar un juicio político al mandatario republicano.

Dirigentes demócratas dijeron que el episodio demuestra que Trump volverá a apelar a la polarización y a la retórica incendiaria sobre cuestiones raciales o sobre la inmigración para consolidar su base de votantes de cara a su reelección en 2020.

"No me preocupa porque muchas personas están de acuerdo conmigo", dijo Trump ayer en la Casa Blanca. "A un montón de gente le encanta, por cierto", agregó.

En el Congreso, los tuits y la defensa de Trump generaron una condena unánime entre los demócratas y descontento entre algunos pocos legisladores republicanos, mientras los líderes del partido del presidente guardaron un criticado silencio.

La presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, convocó hoy a la cámara, controlada por los demócratas, para votar una resolución que censura sus tuits.

La moción "condena fuertemente" los "comentarios racistas" de Trump y dice que han "legitimado e incrementado el miedo y el odio de nuevos estadounidenses y personas de color".

Los comentarios de Trump parecen haber buscado sembrar cizaña en el bloque demócrata de la cámara, donde han aflorado diferencias sobre cómo oponerse a las políticas del presidente.

Aunque los ataques unificaron a los demócratas en defensa de sus colegas, Trump también parece haber logrado que las legisladoras progresistas sean el rostro de un partido al que acusa de una creciente tendencia izquierdista, según analistas.

El presidente se preguntó hoy si los demócratas se van a dejar "envolver" por esas cuatro mujeres, antes de recitar algunos de los comentarios más controvertidos de las legisladoras, una de las cuales lo insultó en público y predijo su derrocamiento.

"Pelosi trató de sacárselas de encima, pero ahora están casadas para siempre con el Partido Demócrata. No vemos en 2020!", tuiteó hoy Trump. (Télam)