internacionales

En medio de la pandemia, médicos peruanos piden mejoras salariales y critican al Gobierno

Por Agencia Télam

29-09-2020 08:00

Los médicos peruanos realizaron hoy una protesta para exigir mejoras salariales y equipos de protección para el coronavirus y reprocharon la pasividad gubernamental en esta crisis sanitaria, sin dejar de prestar servicio esencial a los pacientes hospitalizados.

Decenas de médicos con batas y enfermeras con trajes celestes se manifestaron afuera de hospitales de la capital Lima y frente al edificio del ministerio de Salud.

"No se paga el bono Covid. No se pagan las horas complementarias, no nos dan equipo de protección, no nos hacen las pruebas rápidas", se quejó Godofredo Talavera, presidente de la Federación Médica Peruana, la organización que vela por los derechos laborales de los profesionales.

Talavera lamentó que "el Gobierno incumpla con los trabajadores de la salud" y criticó que "hasta ahora" la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, no los recibe para resolver sus reclamos.

Durante la jornada, los médicos dejaron de atender consultas externas y realizan manifestaciones en las calles, pero mantuvieron la atención de los pacientes en hospitales del país, donde están internados 8.054 enfermos, según el Ministerio de Salud.

"Pedimos el bono Covid a profesionales que están en la primera línea de la pandemia", exclamó a la prensa Teodoro Jiménez, dirigente del Sindicato del Seguro Social.

En la protesta, la segunda a nivel nacional, los trabajadores de la salud quemaron un ataúd de cartón que llevaba pegada una cruz blanca, frente a un hospital de Lima, refirieron medios locales y la agencia de noticias AFP.

El coronavirus ha causado estragos entre los médicos peruanos, con la muerte de 199 y 4.036 contagiados, según el gremio.

Los sindicatos también exigen mejoras salariales para médicos del sector público, cuyo sueldo oscila entre 1.500 y 2.000 dólares mensuales.

Perú, que acelera los ensayos clínicos de una vacuna, fue duramente golpeado por la pandemia, pero desde hace un mes registra una disminución paulatina de contagios y decesos.

Con 33 millones de habitantes, es tercero en América Latina en fallecidos (32.324), después de Brasil y México. También es tercero en contagios (808.714), detrás del gigante sudamericano y Colombia.

Pero es el segundo país del mundo con mayor tasa de letalidad, solo superado por el pequeño San Marino, con 100,85 fallecimientos por cada 100.000 habitantes, según la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos. (Télam)