internacionales

El Tribunal Constitucional avaló al gobierno de Áñez hasta la asunción de las nuevas autoridades

Por Agencia Télam

15-01-2020 07:15

El Tribunal Constitucional de Bolivia decidió hoy ampliar el mandato del gobierno de la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez, y también el del parlamento, hasta la asunción de las autoridades de ambos poderes que sean electas en los comicios de mayo próximo, en fecha aún no determinada.

"Corresponde la prórroga del periodo de mandato de las autoridades de los órganos del poder público en los niveles central y subnacional", anunció el magistrado relator del dictamen, Carlos Alberto Calderón, ante periodistas en Sucre, capital constitucional y sede del poder judicial del país.

La ampliación de mandato también alcanza a gobernadores, legisladores regionales, alcaldes y concejales.

El fallo llegó una semana antes de la fecha en que debían concluir inicialmente la presidencia interina y la legislatura, el martes 22, y responde a una consulta hecha por el Senado sobre la posible extensión de dichos mandatos hasta el juramento de los cargos surgidos de las elecciones del 3 de mayo.

La decisión judicial pretende evitar "la fractura del Estado constitucional de derecho" que se daría "a partir del vacío inminente que podría producirse" desde el martes próximo, argumentó Calderón.

Según precisó, el tribunal no modificó ni revisó la duración de los mandatos establecida en la Constitución, sino que "ha procurado generar una solución jurídica constitucional a partir del vacío existente desde el 23 de enero hasta el momento de la posesión de autoridades nacionales y subnacionales electas".

Bolivia celebrará nuevos comicios el 3 de mayo tras anularse los del pasado 20 de octubre, en los que el ex presidente Evo Morales había sido declarado vencedor y reelecto en primera vuelta, en medio de múltiples denuncias de fraude de la oposición.

Esas elecciones fueron anuladas después de que Morales renunciara a la Presidencia y marchara a un exilio que comenzó en México y continúa en la Argentina.

Tras abandonar el poder, Morales denunció un golpe de estado en su contra e, incluso, un complot para matarlo.

Ante el vacío de poder que dejó la renuncia de Morales y también la de su línea sucesoria, la entonces vicepresidenta segunda del Senado, la opositora Áñez, se autoproclamó presidenta, primero de la cámara alta y luego del país, pese a no contar con el quórum reglamentario.

Una sucesión que, sin embargo, fue avalada por el Tribunal Constitucional que consideró entonces que “en tiempos de crisis la sucesión se aplica ipso facto al siguiente".

Desde Buenos Aires, Morales pidió que Áñez deje el poder el 23 de enero y en su lugar asuma la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, María Cristina Díaz.

Sin embargo, esa figura de sucesión, que sí se encontraba en la Constitución previa a 2009, no está contemplada en la carta magna puesta en vigor ese año por Morales.

Detractores del ex mandatario también habían reclamado que no se prorrogue el mandato de la Asamblea Legislativa, controlada por su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS). (Télam)