internacionales

El Supremo español anula condena contra histórico líder independentista vasco Arnaldo Otegi

Por Agencia Télam

31-07-2020 01:30

El Tribunal Supremo español anuló hoy la sentencia por la que el histórico líder independentista vasco Arnaldo Otegi y otros cuatro políticos fueron condenados a seis años y medio de prisión y diez de inhabilitación por "pertenencia a organización terrorista".

El tribunal adoptó la decisión ante los recursos de revisión de sentencia presentados por los acusados hace más de un año, después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) falló a su favor avalando la "falta de imparcialidad" del tribunal que los juzgó.

Tanto Otegi como el resto de condenados -Rafael Díez Usabiaga, Arkaitz Rodríguez Torres, Sonia Jacinto Garcia y Miren Zabaleta Tellería- cumplieron íntegramente las penas de prisión que se les dictaron en el llamado caso "Bateragune".

No obstante, con el nuevo fallo queda anulada la inhabilitación que pesaba sobre ellos hasta el 21 de febrero de 2021.

Debido a esa condena, Otegi no pudo presentarse como candidato a jefe de Gobierno del País Vasco por el partido EH Bildu en las recientes elecciones regionales del 12 de julio.

Los cinco dirigentes, pertenecientes a la llamada izquierda abertzale, o patriótica vasca, fueron arrestados en una operación policial en octubre de 2009.

Dos años después, en septiembre de 2011, la Audiencia Nacional los condenó por haber intentado ayudar a la organización separatista vasca ETA a reconstruir Batasuna, uno de los sucesivos partidos ilegalizados por la Justicia española por ejercer como brazo político del grupo armado.

Los hechos posteriores avalaron a Otegi, quien argumentó que esa reorganización era parte de una estrategia para poner fin a las acciones violentas de ETA, un paso que llegó en octubre de 2011, cuando la organización anunció el cese definitivo de sus ataques y atentados.

El Tribunal Supremo redujo después ligeramente las penas de prisión pero confirmó la sentencia en 2012, y dos años después el Tribunal Constitucional ratificó el fallo.

Sin embargo, en noviembre de 2018, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo concluyó que los cinco dirigentes no tuvieron un juicio justo, porque la juez de la Audiencia Nacional, Ángela Murillo, no fue imparcial.

En esta sentencia -que quedó firme a principios del año siguiente- los jueces europeos recuerdan que Murillo había sido apartada de otro juicio anterior en el que también estaba acusado Otegi, porque se apreció un "prejuicio" de su parte cuando ella lo interrogó y le dijo que "ya sabía que no le iba a contestar".

Zabaleta, Jacinto y Rodríguez recuperaron la libertad el 11 de octubre de 2015; Otegi salió de la cárcel el 1 de marzo de 2016; y Diez, el 17 de agosto de 2017.

"Nos encarcelaron como independentistas y salimos siéndolo aún más", dijo Otegi con el puño en alto tras salir de prisión, entonces convertido en líder de Sortu (nacer en vasco), otro partido independentista que explícitamente rechazó la violencia de ETA.

Tras conocer la anulación del fallo, Otegi afirmó en un mensaje de Twitter que "se confirma que nuestro encarcelamiento fue una operación contra la paz en Euskal Herria (País Vasco)".

"Hoy es el día para recordar que no existe justicia independiente en el Estado Español. Hoy es el día para recordar a los presos políticos vascos, exiliados y deportados y exigir su libertad", añadió.

Otegi es una figura clave del independentismo vasco en las últimas décadas, tal como lo demostró su participación en el proceso de diálogo fallido con ETA, que inició el entonces presidente del gobierno español, el socialista José Luis Rodriguez Zapatero.

Aunque la derecha y la ultraderecha española lo acusan de "terrorista", Otegi jugó un papel decisivo en el final y disolución definitiva de ETA, certificado por personalidades políticas internacionales el 4 de mayo de 2018 con un acto en el País Vasco francés, y que él mismo presenció. (Télam)