internacionales

El resultado del referendo británico sobre el Brexit fue un trago amargo, según Von der Leyen

Por Agencia Télam

08-01-2020 01:30

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, aseguró hoy que el resultado del referéndum del Brexit fue un trago amargo, pero consideró que es el pueblo el que hace política y la decisión de los británicos en junio de 2016 fue "clara".

En una conferencia en la London School of Economics (LSE) Von der Leyen, quien se encuentra en Londres para una reunión con el primer ministro británico Boris Johnson, dijo que la Unión Europea (UE) "siempre ha respetado plenamente" el resultado del referendo que determinó el Brexit en 2016.

Pero expresó que el 31 de enero, fecha en la que el Reino Unido abandonará la UE tras tres años de negociaciones será un "día duro y emotivo", según informaron medios británicos.

La flamante presidenta de la Comisión Europea, agregó además que la UE y el Reino Unido tendrían que priorizar en las negociaciones una extensión del período de transición.

"Sin una extensión del período de transición más allá de 2020, no se puede esperar estar de acuerdo en cada aspecto de nuestra nueva asociación. Básicamente es imposible negociar todo", explicó.

Sin embargo, el premier británico dejó en claro que no habrá una extensión de la transición que finalizará el 31 de diciembre de este año.

Von der Leyen afirmó además que la UE priorizaría los elementos de un acuerdo para evitar que el Reino Unido se caiga de la UE sobre las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y aseguró que cuanto más cerca pueda permanecer del bloque, mayores serán las posibilidades de un acuerdo que evite el borde del abismo.

También se refirió a la libertad de circulación de personas y advirtió que sin ella no se puede tener la libre circulación de capitales, bienes y servicios.

"Estamos preparados para diseñar una nueva asociación con cero aranceles, cero cuotas, cero dumping, una asociación que va mucho más allá del comercio", indicó.

Pero dejó en claro que eso también dependerá de las decisiones del Reino Unido y que mientras "más divergencia haya, más distante será la asociación".

“Con cada decisión, viene una compensación. Sin la libre circulación de personas, no se puede tener la libre circulación de capitales, bienes y servicios", alertó.

No obstante, remarcó que de todas maneras el Reino Unido y la UE seguirán siendo "los mejores amigos y socios". (Télam)