internacionales

El presidente de Irak amenaza con renunciar por desacuerdo en quien sería su sucesor

Por Agencia Télam

26-12-2019 11:45

El presidente iraquí Barham Saleh amenazó hoy con presentar su renuncia para evitar designar como primer ministro al gobernador de Basora, Asaad Al-Eidani, un dirigente que fue rechazado por los manifestantes que desde comienzo de octubre encabezan las protestas que jaquean al gobierno.

"Pongo mi cargo en manos de los miembros del Consejo de Diputados para que decidan a la luz de sus responsabilidades como representantes del pueblo lo que vean oportuno", dijo Saleh en una carta dirigida al Parlamento iraquí en la que expresó su rechazo a su posible sucesor.

Saleh, en el cargo desde hace poco más de un año, argumentó que tomó esta decisión para "acabar con el derramamiento de sangre y proteger la paz" en el país, escenario de violentas protestas desde el pasado 1 de octubre en contra la corrupción y el desempleo que se han saldado con más de 500 muertos.

En rigor, la eventual renuncia del mandatario ocurriría porque la Constitución iraquí no contempla la posibilidad de que el presidente rechace a los candidatos nominados por el Parlamento y esa sería la única manera de que Saleh podría oponerse al ascenso de Al-Eidani, señaló la agencia de noticias EFE.

El presidente de Irak también aseguró que el nombramiento de un candidato, sin saber a ciencia cierta cuál es el bloque parlamentario con más escaños, y por ende encargado de proponer a un aspirante, "puede representar una vulneración del texto constitucional".

"Con todo mi aprecio al señor Asad al Eidani, me abstengo de nombrarlo como candidato del bloque Al Biná, puesto que la presidencia de la República ha recibido varias cartas sobre cuál es el bloque parlamentario con mayor número (de escaños), pero que son contradictorios", apuntó Saleh en la carta.

El pasado 23 de diciembre venció de nuevo el plazo para nombrar a un sustituto del primer ministro saliente Adel Abdelmahdi, tras una disputa para determinar cuál era el bloque más grande que involucró al Tribunal Federal Supremo, al presidente del legislativo y al propio Saleh.

La semana pasada, el segundo partido del Parlamento, Al Fath, propuso al presidente como candidato a Qusei al Suhail, una figura rechazada por los manifestantes por ser ministro de Educación Superior en el gabinete del ex primer ministro y haber tenido otros cargos en el anterior Ejecutivo.

Tras la renuncia de Al Suhail a su candidatura, el bloque Al Biná, también integrado por Al Fath y que afirma ser el que cuenta con más escaños, presentó como candidato de consenso a Al Eidani.

Su postulación provocó que centenares de manifestantes salieran hoy a las calles de Bagdad y de distintas ciudades del sur del país para protestar ya que Al Biná cuenta con el respaldo de Irán.

Los manifestantes exigen ahora el nombramiento de un primer ministro independiente y que no haya formado parte de anteriores gobiernos ni de partidos políticos. (Télam)