internacionales

El presidente colombiano anuncia la creación de un reemplazo para la Unasur

Por Agencia Télam

14-01-2019 06:30

Varios gobiernos latinoamericanos trabajan en el armado de ProSur, una organización que pretende reemplazar a la Unasur, una institución virtualmente inactiva desde hace dos años, y que intentará constituir “un mecanismo de defensa de la democracia”, según anunció hoy el presidente de Colombia, Iván Duque.

El mandatario reveló que trabaja en esa iniciativa junto a su par de Chile, Sebastián Piñera, a partir de la “acefalía” que domina la Unasur desde que el ex presidente colombiano Ernesto Samper terminó su mandato como secretario general, a finales de enero de 2017.

Además de esta falta de liderazgo, varios países de la región, entre ellos Argentina, ya expresaron su intención de dejar la Unasur, una organización a la que consideraran dominada por países cercanos al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

"Hemos venido avanzando conversaciones con varios presidentes de América latina para que Unasur llegue a su final y se inicie la construcción de una etapa mucho más ágil, menos burocrática, más coordinada, de cooperación", remarcó Duque, en declaraciones a la emisora Oye Cali, que redistribuyó luego el Palacio de Nariño.

"Más que una organización burocrática o al servicio de un gobierno particular, será un mecanismo de coordinación suramericana en defensa de la democracia", continuó el mandatario colombiano.

Finalmente, subrayó que "es muy importante" terminar con la Unasur, no solo para "buscar una mayor coordinación para que termine la dictadura de Venezuela, sino para que construyamos un mejor escenario de cooperación los países comprometidos con la defensa de la democracia en el hemisferio".

En abril pasado, Colombia, Perú, Chile, Brasil, Argentina y Paraguay -es decir, la mitad de los países miembros- habían anunciado su intención de abandonar Unasur.

Menos de un año más tarde, Colombia retomó la propuesta y una base posible del futuro bloque parece ser el llamado Grupo de Lima, que el 4 de enero hizo pública una declaración en la que desconoció a Maduro como presidente legítimo de Venezuela.

La Unasur se formalizó como organización regional con sede en Quito en 2011, pero comenzó a actuar antes, cuando los gobiernos del subcontinente buscaron un espacio de discusión y ejecución, sin la presencia de Estados Unidos.

La organización tuvo una fuerte intervención en algunas intentonas contra gobiernos de la región -en Bolivia y Paraguay en 2012, y en Ecuador en 2010-, desactivó un acuerdo militar entre Colombia y Estados Unidos para instalar numerosas bases militares en el país andino en 2009, y envió misiones electorales a los comicios de toda la región.

(Télam)