internacionales

El parlamento liderado por Guaidó aprueba en la calle un tratado regional de defensa recíproca

Por Agencia Télam

23-07-2019 03:45

La Asamblea Nacional de Venezuela, dominada por la oposición, aprobó hoy en una sesión especial en la calle, el reingreso del país al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), que establece que todos los miembros, entre ellos Estados Unidos, deben responder por la defensa de cada uno de los firmantes en caso de una agresión.

En mayo pasado, el líder opositor y presidente interino proclamado por la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, había iniciado el proceso para reincorporar a Venezuela en el acuerdo regional creado en la posguerra en el marco del panamericanismo de Washington y del que el chavismo se retiró en 2013.

Actualmente 15 miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) están dentro del acuerdo, más conocido como el Tratado de Río, entre ellos Estados Unidos, Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Perú.

Según el texto del acuerdo, si algún Estado miembro sufre una agresión, puede pedirle a los otros países firmantes que lo defiendan de manera conjunta.

Formalmente, los países firmantes están obligados a hacerlo por ser parte del tratado, pero en la realidad esto no siempre sucedió. En 1982, Argentina pidió activar el tratado, pero Estados Unidos mantuvo su apoyo a Reino Unido en la Guerra de Malvinas.

El gobierno estadounidense de Donald Trump es el aliado más importante que tiene Guaidó en su pelea por lograr la salida del presidente Nicolás Maduro, al que considera un usurpador que llegó al poder en elecciones fraudulentas, y asumir el poder.

En varias oportunidades tanto Trump como sus funcionarios dejaron abierta la posibilidad de una intervención militar en Venezuela.

Sin embargo, en los últimos tiempos, la Casa Blanca descartó que el Tratado de Río fuera solo un acuerdo militar y adelantó que podría ser un marco para avanzar en medidas diplomáticas, como las sanciones políticas y financieras que ya impone al gobierno de Maduro y sectores estratégicos aliados.

El procedimiento legal para que la aprobación de hoy de la Asamblea Nacional entre en vigor es que el presidente lo ratifique y envíe a la OEA.

Guaidó ya adelantó que lo firmará; sin embargo, el gobierno de Maduro no reconoce su legitimidad y, por ende, no reconocerá su ratificación.

No obstante, la mayoría de los países de la OEA -al igual la mayoría de las potencias occidentales- reconocen a Guaidó como el jefe legítimo del Estado venezolano, por lo que se descuenta que acepten la firma del líder antichavista y aprueben el reingreso del país al tratado regional. (Télam)