internacionales

El Parlamento británico retoma en sus manos el Brexit para tratar de encaminar el proceso

Por Agencia Télam

28-01-2019 05:30

El Parlamento británico votará mañana enmiendas para tratar de encarrilar el proceso del Brexit, mientras que McDonald's y grandes supermercados advirtieron que el Reino Unido podría sufrir escasez de alimentos si deja la Unión Europea (UE) sin acuerdo.

El Brexit quedó sumido en el caos luego de que la Cámara de los Comunes rechazara este mes el acuerdo entre la primera ministra británica, Theresa May, y la UE, así que los diputados debatirán y votarán mañana qué hacer ahora.

Entre las mociones destaca una de parlamentarios pro Brexit que fue apoyada hoy por May y que busca rescatar su acuerdo eliminando una cláusula cuya impopularidad fue uno de los motivos por los que los diputados le votaron en contra, el 15 de enero.

El Reino Unido abandonará la UE el 29 de marzo, con o sin acuerdo.

Las compañías temen que un Brexit sin acuerdo cause un desastre económico por la revocación de pactos comerciales y la imposición de tarifas, controles y otras barreras entre el Reino Unido y la UE, su mayor socio comercial.

Ejecutivos de McDonald's y grandes cadenas de supermercados como SainsburyÂ’s y Waitrose estuvieron entre los signatarios de una carta enviada a legisladores en la que advirtieron de falta de alimentos en caso de Brexit sin acuerdo, dado que casi la tercera parte de la comida que se consume en el Reino Unido proviene de la UE.

"Aunque hemos estado trabajando estrechamente con nuestros proveedores en planes de contingencia, no es posible mitigar todos los riesgos para nuestras cadenas de suministro y tememos considerables trastornos a corto plazo", dijeron en la misiva.

"Anticipamos importantes riesgos para mantener la elección, la calidad y la durabilidad de los alimentos que nuestros clientes esperan en nuestras tiendas, y habrá una presión inevitable sobre los precios de los alimentos debido a los mayores costos de transporte, la devaluación de la moneda y los aranceles", agregaron.

La conservadora May dice que quiere un acuerdo, e insiste en que el suyo aún puede ser avalado por el Parlamento, si se lo retoca para eliminar la salvaguarda sobre la frontera irlandesa.

Esta medida, conocida como "backstop", dejaría al Reino Unido dentro de una unión aduanera con la UE a fin de evitar la necesidad de imponer controles a lo largo de la frontera entre Irlanda del Norte, que es parte del Reino Unido, e Irlanda, un país de la UE, luego del Brexit.

Los controles en esa frontera han desaparecido desde que Irlanda y el Reino Unido se sumaron a la UE, en la década de 1990, y desde los Acuerdos de Viernes Santo de 1998, que casi terminaron con décadas de violencia en Irlanda del Norte entre partidarios de seguir dentro del Reino Unido y partidarios de incorporarse a Irlanda.

La oposición al backstop de parlamentarios pro Brexit -que temen que el país quede atrapado en regulaciones de la UE sobre las que no tendría voz ni voto- fue uno de los factores que hicieron naufragar el acuerdo de May.

Una enmienda presentada por el diputado conservador Graham Brady promete apoyar el pacto de la premier si la salvaguarda fronteriza es reemplazada por "arreglos alternativos".

Brady dijo que si la moción es aprobada mañana en el Parlamento, May tendría "un enorme poder de fuego" para retornar a Bruselas y renegociar el acuerdo del Brexit.

Hoy, May presidió una reunión de la bancada conservadora en la que pidió a la formación que respalde la enmienda de Brady, dijo el presidente del partido, el diputado Brandon Lewis.

El gobierno espera volver a presentar el acuerdo para una nueva votación en el Parlamento el mes próximo.

Pero la UE insiste en que no cambiarán el acuerdo legal vinculante que alcanzó con May.

"Este acuerdo de retirada ha sido acordado con el gobierno británico, es apoyado por los líderes de la UE y no está abierto a renegociación", reiteró hoy el vocero de la Comisión Europea, el ejecutivo de la UE, Margaritis Schinas.

La enmienda de Brady es una de las más de una decena que serán presentadas, todas ellas no vinculantes. Algunas otras buscan descartar un Brexit sin acuerdo para evitar que el Reino Unido salga del bloque el 29 de marzo sin un pacto que amortigüe el impacto.

El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, anunciará mañana cuáles de ellas han sido seleccionadas para ser debatidas y votadas. (Télam)