internacionales

El Parlamento británico insta al nuevo premier a decidir urgente si habilita a Huawei en el 5G

Por Agencia Télam

19-07-2019 11:30

La Comisión de Inteligencia y Seguridad del Parlamento británico (ISC) urgió hoy al próximo primer ministro a decidir "de manera urgente" si le permite a la empresa china Huawei participar del desarrollo de las redes de 5G, ya que el debate en curso está dañando las relaciones internacionales.

La decisión caerá sobre Boris Johnson o Jeremy Hunt, los conservadores que se disputan la conducción del gobierno tras la renuncia de Theresa May, y quien lo haga deberá sopesar tanto las inversiones chinas en Reino Unido -el principal destino europeo- como la relación estratégica con EEUU, principal detractor de Huawei.

"El nuevo primer ministro debe tomar una decisión de manera prioritaria", afirmó el presidente de la ISC, Dominic Grieve, en un comunicado difundido hoy por el diario The New York Times.

La intensa campaña estadounidense contra la empresa china, a la que acusa de funcionar como un instrumento de Beijing para espiar en Occidente, no logró -por ahora- que Londres prohibiera su participación en la construcción del 5G.

Ante la presión de su principal aliado el Consejo de Seguridad Nacional británico, presidido aún por Theresa May, decidió en abril bloquear al gigante de las telecomunicaciones de las partes críticas de la red 5G, pero le permitió continuar en las periféricas.

Por su parte, el gobierno de China advirtió a Londres que excluir a Huawei podría perjudicar las inversiones y el comercio entre los dos países.

La Comisión parlamentaria señaló que los jefes de seguridad cibernética de Gran Bretaña habían dejado claro que el problema no se refería a un solo país o empresa, sino que el sistema tenía que ser capaz de resistir cualquier ataque, acción maliciosa o simple error humano.

Esto, puntualizó, se podía lograr diversificando los proveedores, aunque reconoció que en materia de 5G solo hay tres empresas en condiciones de suministrar los equipos: Huawei, Nokia y Ericsson.

"Por lo tanto, incluir una tercera compañía -incluso si pesan sobre ella algunas preocupaciones de seguridad y eso (la lleve a que) tenga que establecer un nivel más alto para las medidas de seguridad dentro del sistema- resultará, de manera intuitiva, una mayor seguridad general", aseguró el ISC.

De todas formas la Comisión reconoció que la decisión no era solo técnica y que el gobierno tenía que tomar en cuenta las preocupaciones políticas y, por lo tanto, no debía hacer nada que pusiera en peligro la alianza de inteligencia "Five Eyes", de la que también forman parte los Estados Unidos, Australia, Canadá y Nueva Zelanda.

"Una decisión tan importante requiere una cuidadosa consideración", analizó la ISC, y añadió: "Sin embargo, el alcance de la demora ahora está causando daños a nuestras relaciones internacionales: una decisión debe tomarse con urgencia". (Télam)