internacionales

El País Vasco restringió capacidad de bares y hoteles debido a rebrotes entre jóvenes

Por Agencia Télam

17-07-2020 05:15

El gobierno del norteño País Vasco adoptó nuevas restricciones para frenar el avance del coronavirus, como la limitación de la mitad de la capacidad de bares y hoteles, así como su cierre antes de la medianoche, ante el incremento de brotes vinculados a las actividades de ocio y socialización de los jóvenes.

La autoridades sanitarias vascas están enfocadas en contener los pequeños rebrotes que se detectaron principalmente entre la población joven, debido la multiplicación de las fiestas, celebraciones de fin de curso, y a que muchos estudiantes están de vacaciones y se trasladaron a las localidades de la costa del mar Cantábrico.

Los casos de coronavirus siguen en aumento y hoy se registraron 68 nuevos casos, la mayor cantidad en Eibar, donde se sospecha que el foco está vinculado con una fiesta que tuvo lugar hace unos días en Zarautz, muy cerca de San Sebastián.

Dos de cada tres infecciones por Covid-19 son de jóvenes menores de 39 años, una situación que preocupa mucho a las autoridades locales ante el riesgo de que transmitan la enfermedad a niños y mayores.

La consejera de Salud vasca, Nekan Murga, insistió hoy en llamar a la "responsabilidad", aunque el gobierno regional ya puso en marcha medidas para evitar este tipo de contagios que se está dando entre los jóvenes durante actividades de socialización y ocio.

En ese sentido, el Departamento de Salud decretó limitar al 50% de la capacidad de los establecimientos hosteleros y bares y su cierre antes de las 23.30 horas.

Concretamente se adoptaron estas medidas para Tolosa, Zarautz y Eibar, las zonas con rebrotes.

En Zarautz, un conocido y concurrido balneario, unas 250 personas se encuentran confinadas en un camping al detectarse dos casos positivos en los últimos días.

También se extendieron las pruebas diagnósticas y de forma ya más general, desde hoy en el País Vasco es obligatorio el uso de barbijo o tapabocas independientemente que se pueda o no mantener la distancia de seguridad.

El País Vasco fue una de las primeras regiones de España en entrar en la "nueva normalidad" a mediados de junio, lo que no evitó que se registraran varios rebrotes, el más importante en Ordizia.

Como consecuencia de es foco, ya controlado, unas 200 personas votaran en las elecciones regionales del domingo pasado, en las que se impuso el actual presidente regional, Íñigo Urkullu, del Partido Nacionalista Vasco (PNV).

Desde que comenzó la pandemia, el coronavirus provocó un total de 1.563 muertos en Euskadi, y más de 14.100 contagios, de acuerdo con datos del Ministerio de Sanidad español. (Télam)