internacionales

El nuevo gabinete de Piñera, más a la derecha y con mejor vínculo con el Parlamento

Por Agencia Télam

29-07-2020 03:45

El cambio de gabinete nacional inauguró en Chile un Gobierno más corrido a la derecha -con un exfuncionario pinochetista, un exoficial de Carabineros y declarados opositores a una nueva Constituciones- y con un vínculo más aceitado con el Parlamento, donde la semana pasada el presidente Sebastián Piñera sufrió una dura derrota.

Una de las incorporaciones al nuevo gabinete que se destaca es el flamante ministro del Interior, el abogado Víctor Pérez, quien con 65 años pertenece a la pinochetista Unión Demócrata Independiente (UDI), en reemplazo de Gonzalo Blumel, quien pertenece a Evópoli, un partido mas moderado dentro de la derecha.

Pérez, hasta ayer senador por las regiones del Bío Bío y Ñuble, es el tercer ministro del Interior del segundo gobierno de Piñera, luego de los pasos por la cartera de Andrés Chadwick, destituido luego del estallido social de octubre pasado y del recién expulsado Blumel.

El nuevo ministro es un político de larga trayectoria en el país, definido como un “hombre duro de la derecha” por la prensa local y fue alcalde designado por la dictadura de Augusto Pinochet en Los Ángeles entre 1981 y 1987, según recordó hoy el diario La Tercera.

Desde la oposición también lo presentan como un partidario de la opción “rechazo” en el plebiscito que definirá, el próximo 25 de octubre, si el país pone fin la Constitución pinochetista y redacta una totalmente nueva.

Junto a Pérez también entró al Gobierno el ahora exsenador Andrés Allamand como nuevo canciller en reemplazo de Teodoro Ribera.

Allamand es abogado, militante de Renovación Nacional (RN) y es la segunda vez que ejerce un cargo ministerial bajo un Gobierno de Piñera, luego de ser ministro de la Defensa entre enero de 2011 y noviembre de 2012.

Otro dirigente de RN -el partido de Piñera- también logró ingresar en el nuevo gabinete: Mario Desbordes, el flamante ministro de Defensa en reemplazo de Alberto Espina.

Desbordes era hasta ayer diputado del distrito 8 de Santiago y presidente de RN con pasado policial.

Fue Teniente de Orden y Seguridad Pública de Carabineros (Policía) hasta 1994, cuando renunció.

Es la segunda vez que Piñera nombra a Desbordes al frente del Ministerio de Defensa. Ya había ocupado ese cargo en su primer Gobierno entre marzo y diciembre de 2010.

Finalmente, el cuarto nuevo funcionario es Jaime Bellolio, nombrado como nuevo ministro de la Secretaria General de Gobierno en reemplazo de Karla Rubilar, que pasó a asumir el Ministerio de Desarrollo Social.

El nuevo ministro Bellolio es ingeniero comercial, dirigente de la UDI y hasta ayer era diputado por el distrito 14 de Santiago en la Cámara de Diputados.

Bellolio también es un ferviente opositor a redactar una nueva Constitución en el plebiscito de octubre.

“Chile no aguanta otro golpe al mentón, por eso en octubre votaré rechazo”, adelantó en una entrevista con la prensa hace dos semanas.

A pesar de estas palabras, ayer durante su primer encuentro con la prensa desde el Palacio de La Moneda, Bellolio se mostró más moderado.

"Las opiniones que hemos dado, hoy día quienes somos ministros y que en el pasado fuimos diputados, lo hacíamos a título personal y hoy día lo hacemos a nombre del Gobierno”, aseguró.

“Han dicho algunos que este es el gabinete del rechazo. Yo quiero proponerle otra fórmula, no hay gabinete del rechazo, es el gabinete que no quiere descansar hasta que todas las personas podamos salir bien de la pandemia”, afirmó Bellolio.

Con estos cambios se concretó el segundo cambio de gabinete durante la pandemia del coronavirus, con nombramientos claves que afectarán directamente al llamado Comité Político del mandatario: Ministerio del Interior y Secretaría General de Gobierno.

Este giro sucedió luego que el Poder Legislativo aprobara la reforma constitucional que autoriza el retiro del 10% del fondo de las Administradoras de Fondo de Pensiones (AFP), una medida que Piñera rechazaba abiertamente y que solo logró una mayoría amplia del Parlamento gracias a una ruptura de la coalición oficialista.

A partir de mañana los afiliados, chilenos y extranjeros que cotizan en el sistema, podrán retirar el 10% de sus fondos como medida para apoyar a los más afectados por la pandemia, que continúa activa en el país.

Según el último balance del Ministerio de Salud, Chile reporta 351.575 casos y 9.278 fallecidos por coronavirus, y se confirma como uno de los países más golpeados de la región y del mundo, teniendo en cuenta su población total. (Télam)