internacionales

El mundo superó los 47 millones de casos, mientras Europa multiplica medidas para frenar el brote

Por Agencia Télam

03-11-2020 06:15

Reconfinamiento en Austria, cuarentena parcial en Grecia, toque de queda en Italia y tests masivos en Inglaterra son algunos de los tantos intentos de los Gobiernos europeos para frenar la segunda ola de la pandemia de coronavirus, que hoy superó los 47 millones de contagios en todo el mundo, con más de 1,2 millones de muertos.

En las últimas 24 horas se registraron más de 449.556 casos nuevos en todo el mundo, lo que eleva el total a más 47,3 millones de personas según el balance publicado por la Universidad Johns Hopkins.

Más de la mitad de los positivos a nivel global están concentrados en los tres países más afectados: Estados Unidos (9.331.714), India (8.267.623) y Brasil (5.554.206).

En ese marco, una de cada cinco muertes se produjo en Estados Unidos, el país más enlutado con más de 231.000 decesos, y que hoy celebra elecciones presidenciales con la pandemia como uno de los temas clave de la campaña.

Si bien en los últimos actos el presidente Donald Trump -candidato a la reelección- afirmó que el país estaba "torciéndole el brazo" a la pandemia, la filtración de un comunicado interno de la doctora Deborah Birx, una de las principales asesoras sobre Covid-19 de la Casa Blanca, advirtió hoy que Estados Unidos está entrando en la fase "más letal" del brote.

"Estamos entrando en la fase más preocupante y letal de esta pandemia", afirmó Birx en el memorando, que circuló ayer entre altos funcionarios del Ejecutivo, e instó a una respuesta "agresiva" para contenerla, según reveló el diario The Washington Post.

América latina y el Caribe sigue siendo la zona más castigada, con 403.000 fallecidos y 11 millones de casos registrados, aunque parece que la pandemia perdió la virulencia en las últimas semanas, consignó la agencia de noticias AFP.

Europa es hoy la región donde el virus avanza más rápido, lo cual obliga a los gobiernos a buscar la manera acertada de limitar contactos y frenar las infecciones.

Se trata de una complicada operación de equilibrista porque tampoco se quiere frenar la actividad económica ni multiplicar el descontento social, que ya provocó manifestaciones contra los confinamientos en diversos países.

En Austria, un reconfinamiento comenzó hoy y estará en vigor al menos hasta finales de noviembre, mientras que en Atenas y las regiones griegas que más infecciones registran deben respetar también un confinamiento, una decisión que choca con las criticas de numerosos sectores, comenzando por los propietarios de restaurantes y bares.

En Alemania, la canciller Angela Merkel pidió a los ciudadanos que respeten las reglas para frenar los récords diarios de contagios.

"Está en manos de cada uno que este mes de noviembre sea un éxito común", afirmó la jefa del Gobierno, quien ya advirtió que las fiestas de Navidad serán muy restringidas.

En Inglaterra, la ciudad de Liverpool, una de las más afectadas por el coronavirus, pondrá a prueba un programa de testeo masivo que podría extenderse al resto del país, anunció el Gobierno británico.

En Italia, se darán a conocer hoy las condiciones de un toque de queda nocturno nacional así como otras restricciones para los viajes.

Según el esbozo del nuevo decreto, se prevé la imposición de un toque de queda en todo el territorio desde las 22 y otras medidas con el objetivo de mitigar la propagación del coronavirus, que marcó hoy un nuevo récord en la cifra de decesos diarios desde mayo, con 353 en la última jornada, lo que eleva el total acumulado a 39.412.

Además se detectaron 28.244 nuevos infectados, con lo cual la tasa de positividad alcanzó el 15,5%, informó hoy el Ministerio de Salud, citado por la agencia de noticias Sputnik.

En Francia hubo 418 muertos por coronavirus en las últimas 24 horas y más de 52.000 nuevos casos, mientras el país sigue bajo un confinamiento que aún no ha tenido un impacto positivo en los balances diarios de la pandemia.

De hecho, ante la saturación que enfrentan algunos hospitales por el avance desenfrenado de la segunda ola, las autoridades prevén trasladar en los próximos días a pacientes enfermos de coronavirus a Alemania, informó hoy la Federación de Hospitales Franceses (FHF).

Por su parte, España, uno de los países más afectados por la pandemia y segundo destino turístico mundial recibió un 75% menos de visitantes extranjeros en los nueve primeros meses de este año, debido a la Covid-19.

Si bien el número de contagios y muertes sigue al alza, con 18.669 casos y 238 decesos en las últimas 24 horas, el Gobierno descartó hoy el confinamiento domiciliario de la población y pidió esperar hasta el lunes próximo para analizar el impacto de las medidas actuales adoptadas por las regiones.

También en Medio Oriente, algunos países se están planteando un nuevo confinamiento ante la propagación creciente de la enfermedad.

Tal es el caso de Líbano, donde un aumento exponencial de casos satura casi completamente la capacidad de los hospitales, aunque las graves consecuencias que la medida tendría en una economía devastada angustia aún más a la población.

Según el ministro de Salud, Hamad Hassan, es necesario un confinamiento de un mes porque "en número de camas (de hospital) apenas alcanza para los enfermos" del virus.

En tanto, del otro lado del planeta, Nueva Zelanda informó hoy que detectó un caso de coronavirus de transmisión comunitaria -un trabajador de salud-, el primero en diez días en este país elogiado por su estrategia ante la pandemia y que estuvo más de tres meses sin nuevos contagios entre mayo y agosto.

Las autoridades sanitarias informaron de otros cuatro casos importados, lo que significa un total de 1.918 infecciones desde el inicio de la pandemia, de las cuales hay 75 casos activos y 25 fallecidos. (Télam)