internacionales

El gobernador de Puerto Rico se aferra a su puesto, a pesar del escándalo de los chats

Por Agencia Télam

15-07-2019 05:15

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, descartó hoy la posibilidad de renunciar a su cargo, a pesar de la crisis en la que quedó hundido tras la publicación de cientos de diálogos mantenidos con colaboradores en un chat privado, en los que aparece intercambiando mensajes despectivos, misóginos y homofóbicos.

"Estoy golpeado, lo reconozco, pero me tengo que levantar", admitió Roselló en diálogo con una radio local, ocasión en la que aseguró que lo mejor que puede hacer para salir de esta situación es "seguir trabajando".

El Centro de Periodismo Investigativo publicó este sábado casi 900 páginas de la red de mensajería Telegram con los chats entre Roselló y diferentes colaboradores de su gobierno, a los que dijo haber accedido gracias a una fuente anónima y que fueron captados entre diciembre de 2018 y enero de 2019.

El escándalo puso en crisis a todo el gobierno de Puerto Rico, un estado libre asociado a Estados Unidos.

En uno de esos diálogos, se lee un comentario sobre la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín, en el que el representante del gobierno ante la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) asegura que está "salivando por caerle a tiros", razón por la cual la funcionaria planteó una demanda por amenaza de muerte.

Por otro lado, Rosselló llamó "puta" a la ex presidenta del Concejo Municipal de Nueva York Melissa Mark Viverito y se difundieron comentarios homofóbicos sobre el astro de la canción Ricky Martin, a quien un colaborador del gobierno llamó "chovinista masculino" que hace el amor con hombres ya que las "mujeres no están a su altura".

"Ricardo (Rosselló), tú eres un machista, eres un sexista, eres un abusador, eres un cobarde y una persona que no merece ocupar la silla que ocupas", dijo Yulin en una conferencia de prensa días atrás.

Desatado el escándalo, Roselló decidió prescindir de todos los colaboradores que aparecen en el chat, incluido el secretario de Estado, Luis Rivera, quien presentó su dimisión.

Pero esa decisión no detuvo la catarata de pedidos de renuncia que llovieron sobre la figura del gobernador.

"Ellos están en su derecho, pero el pueblo me dio a mi la encomienda", replicó el gobernador al descartar de plano la posibilidad de una renuncia.

La presión para que dimita aumenta cada día, incluso a través de propios compañeros de partido que parecen haberlo abandonado.

También se multiplican las protestas y declaraciones de famosos como Bad Bunny, Ricky Martin y Residente (ex Calle 13), quien, incluso, le avisó que si "no renuncia ahora, lo vamos a sacar".

René Pérez dijo que "este Gobierno ya perdió el respeto de todo un país". (Télam)