internacionales

El director general de Carabineros renuncia tras violento operativo en un centro de menores

Por Agencia Télam

19-11-2020 04:45

El director general de Carabineros de Chile, Mario Rozas, renunció hoy luego de un operativo policial donde resultaron heridos de bala dos menores de edad en la ciudad de Talcahuano, 500 kilómetros al sur de Santiago, lo que potenció los reclamos de una urgente reforma de la institución, cuestionada por su accionar violento.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, dijo que aceptó la renuncia de Rozas y designó al general Ricardo Yáñez como nuevo director de la policía, a quien ya le asignó su primera tarea al frente de la institución.

“Le hemos hecho un encargo muy especial, impulsar con total compromiso y voluntad la modernización de Carabineros de Chile, que es totalmente necesaria”, expresó el mandatario.

Piñera anunció que el ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado, viajará a Talcahuano, en la región del Biobío, para atender la situación y expresó su “solidaridad con los niños, familiares y carabineros que resultaron lesionados”.

El detonante para la salida de Rozas tuvo lugar en la tarde del miércoles, cuando efectivos policiales ingresaron al centro Carlos Macera, organismo del Servicio Nacional del Menor (Sename) en Talcahuano (centro de Chile) y, en hechos aún por esclarecer, dispararon sus armas reglamentarias y resultaron heridos de bala dos menores de edad.

Minutos después de la renuncia, se desarrolló una protesta frente a la sede de la dirección de Carabineros, a pocos metros del Palacio presidencial de La Moneda, en el centro de Santiago, con consignas como “disolución de Carabineros ya”.

El director del Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile, Sergio Micco, se refirió en un video, publicado en por las redes sociales del organismo, a la salida de Rozas de Carabineros como una “crónica anunciada” por la salida de tres ministros de Interior y Seguridad Pública en los últimos dos años, así como el pase a retiro de decenas de carabineros y exigió la instalación de una urgente reforma a la institución.

Micco le pidió al Ministerio de Interior y Seguridad Pública que “asuma en plenitud sus competencias” para realizar esta reforma integral al cuerpo policial que, a su juicio, debe comenzar en “revisar su doctrina; su estructura orgánica jerárquica; formación y capacitación inicial y permanente, mecanismos de selección, ascensos y retiros y sobre todo, el enfoque a los derechos humanos”.

De acuerdo al parte médico, los adolescentes de 14 y 17 años, no presentan riesgo vital, dijo la directora del hospital de Talcahuano, Patricia Sánchez.

El menor de los heridos ingresó al recinto de salud con herida de bala en la pierna, sin lesiones óseas y se encuentra en buen estado. Estará bajo observación durante los próximos días.

El mayor fue intervenido exitosamente en el quirófano por un disparo en su muslo y está en recuperación.

Respecto a los Carabineros involucrados en el suceso, tres presentaron heridas cortantes y uno de ellos sufrió una fractura en su antebrazo.

Rozas asumió el 22 de diciembre de 2018 el cargo de director general, en sustitución de Hermes Soto, luego de la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca, el 14 de noviembre de 2018 en la región de La Araucanía.

La administración de Rozas siempre estuvo bajo la lupa, especialmente desde los hechos del denominado estallido social del 18 de octubre del año pasado, cuando su labor fue cuestionada por organismos de derechos humanos por el uso excesivo de la fuerza y represión a manifestantes de parte de los uniformados, derivando incluso en personas que sufrieron lesiones irreversibles.

A raíz de esos hechos, varios oficiales de policía fueron desvinculados de la institución y procesados por la justicia chilena.

Entre tanto, la presidenta del Senado, Adriana Muñoz (Partido por la Democracia), opinó que la salida de Rozas fue “un poco tardía aunque finalmente se dio” y consideró a los sucesos en el centro de menores como “la gota que rebasó el vaso” durante su gestión, cuestionada por las constantes vulneraciones a los derechos humanos en los últimos dos años.

“Aquí falta una cirugía mayor a la institución, hay que separar a Carabineros de una impronta de su estructura organizacional, en sus formas de actuación y protocolos que vienen desde la dictadura”, advirtió la legisladora al canal 24 Horas.

El presidente de Democracia Cristiana, Fuad Chahin, uno de los promotores de una eventual reforma a Carabineros, consideró que el general Rozas “estuvo un año de más en el cargo”, estando en la etapa “más oscura de Carabineros desde el retorno a la democracia”, donde se había perdido el control de mando y no se cumplían los protocolos.

El diputado Alejandro Bernales (Partido Liberal), dijo en un comunicado que solicita al Gobierno y al presidente Piñera “que presente un proyecto de ley que contenga una reforma estructural a Carabineros de Chile, en donde se establezcan los mecanismos que permitan asegurar una formación basada en el respeto de los derechos humanos".

En tanto que la parlamentaria socialista Emilia Nuyado, fue más crítica y escribió en Twitter que “la salida del general Rozas es insuficiente mientras no exista reforma profunda o refundación de Carabineros”, y agregó que dentro de la institución aún “existe racismo, discriminación y visión militarizada de la policía. Mientras siga así, seguirán existiendo abusos policiales". (Télam)