internacionales

El Congreso chileno creó una comisión investigadora de presuntas violaciones de las FFAA en Haití

Por Agencia Télam

08-01-2020 03:30

La Cámara de Diputados chilena aprobó, con 80 votos a favor, 3 en contra y 30 abstenciones, la creación de una comisión que investigará las denuncias de presuntos abusos sexuales cometidos por uniformados chilenos de las Fuerzas de Paz en Haití.

La iniciativa había sido rechazada en un primer momento por no alcanzar los 62 votos favorables, pero a última hora de la tarde de ayer, el diputado socialista Jaime Naranjo insistió en realizar la votación, que finalmente fue aprobada.

Esta instancia se encargará de investigar los actos del gobierno, haciendo énfasis en los ministerios de Defensa, de Relaciones Exteriores y del Interior que estén vinculados con presuntos abusos sexuales y violación de derechos humanos por parte de agentes del Estado, funcionarios o efectivos de las Fuerzas Armadas que hayan estado en estas misiones desde el año 2000 hasta la fecha.

La comisión deberá presentar un informe sobre la investigación a la Cámara de Diputados en un plazo de 45 días.

Según una investigación del portal The Conversation y que publicó The Washington Post y New York Times, militares de algunos países –entre estos Chile- embarazaron a cientos de mujeres y niñas en Haití a cambio de comida y dinero.

El estudio indica que en 2017 un equipo de investigación entrevistó a 2.500 haitianas y que 265 de ellas contaron historias que presentaban niños engendrados por personal de la U.

Esta misión de paz de la U en Haití estuvo vigente entre 2004 –cuando estallaron las revueltas populares que llevaron a la caída del gobierno de Jean-Bertrand Aristide y su exilio- y el 15 de octubre de 2017, cuando los 2.370 militares que la componían concluyeron su retirada del país caribeño.

La misión se vio implicada en numerosos escándalos en todo el mundo, entre los que se cuenta uno por presunta implicación de Cascos Azules nepaleses en el brote de cólera que se cobró miles de vidas en 2010, y otro de abusos sexuales en los que se vieron involucrados efectivos de Chile, Brasil y Uruguay. (Télam)