internacionales

El chavismo anuló el permiso para que diputados exiliados puedan votar autoridades del parlamento

Por Agencia Télam

19-12-2019 04:30

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, controlado por el chavismo, declaró hoy la nulidad de una reciente reforma sancionada por el parlamento, de mayoría opositora, que permitía a que las decenas de diputados en el exilio pudieran votar de manera remota para designar las autoridades del Legislativo.

El TSJ declaró “la nulidad absoluta y carencia de efectos jurídicos de la reforma parcial del reglamento” de la Asamblea Nacional (AN, parlamento), “así como cualquier otra modificación del instrumento que haya realizado o pretenda realizar”, dice la sentencia, leída por el segundo vicepresidente del tribunal, Juan José Mendoza, según la agencia de noticias EFE.

La AN sancionó este martes una reforma de su reglamento interno destinada a permitir que los diputados exiliados pudieran participar de la elección de las próximas autoridades legislativas, con el objeto de favorecer las chances de que el actual presidente, Juan Guaidó, sea reelecto.

Guaidó fue elegido presidente de la AN el 5 de enero pasado y 18 días después, el parlamento lo proclamó mandatario interino de la república, tras desconocer el mandato que Nicolás Maduro inició el 10 de enero por entender que surgió de elecciones irregulares.

Los diputados chavistas, que dieron quórum a la sesión pero se retiraron antes de que se votara esa resolución, advirtieron entonces que la medida “viola la Constitución” y que recurrirían al TSJ para que la revocara.

El diputado Juan Pablo Guanipa afirmó ese día que actualmente hay 72 legisladores opositores -entre titulares y suplentes- “perseguidos, allanados, asilados, clandestinos o presos”.

El parlamento venezolano tiene 167 bancas -cada una de las cuales tiene un titular y un suplente-, por lo que se necesitan 84 diputados para establecer mayoría simple.

La oposición al chavismo tiene en total 112 escaños pero solo 88 de ellos forman parte del bloque de la Unidad, encolumnado detrás de Guaidó, mientras las otras 24 se reparten en varias fracciones, algunas de las cuales cuestionaron últimamente al presidente interino y otras, incluso, se acercaron a la administración de Maduro.

La AN debe renovar sus autoridades el 5 de enero próximo y en el bloque de la Unidad hay consenso para reelegir a Guaidó, quien, sin embargo, fue cuestionado en las últimas semanas por sectores opositores y salpicado por un escándalo de corrupción que involucró a varios legisladores.

A poco de quedar en minoría en la AN, a comienzos de 2016, el chavismo buscó neutralizar el parlamento mediante fallos del TSJ y luego a través de la creación de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que solo integran chavistas y se autoproclamó plenipotenciaria. (Télam)