internacionales

EEUU y los talibán mantienen el diálogo, pese al atentado que dejó más de 120 muertos

Por Agencia Télam

22-01-2019 12:45

Pese al atentado con el que los talibán mataron ayer a más de 120 personas en la provincia de Maidan Wardak, en el centro de Afganistán, EEUU y el grupo fundado por el mullah Mohamed Omar continuarán las conversaciones preparatorias para impulsar un proceso de paz en ese convulsionado país.

Representantes de los talibán llevan desde hace semanas una serie de reuniones con el enviado especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad, para preparar el terreno para el inicio de un proceso de paz.

El Gobierno de Estados Unidos aceptó dialogar con los talibán para tratar de poner fin a un conflicto que se prolonga desde la caída de su régimen, en 2001.

Los talibán señalaron en un comunicado, tras el ataque a una base del servicio de Inteligencia afgano (DNS) en la provincia de Maidan Wardak, que sus representantes participarán en las conversaciones que están previstas en Doha.

Los talibán y los representantes de Estados Unidos se han reunido en cuatro ocasiones desde julio de 2018, en un intento por avanzar hacia la consecución de un proceso de paz que ponga fin a la guerra.

Sin embargo, no está claro qué efecto tendrá en el diálogo el atentado contra la base de la Dirección Nacional de Seguridad en Maidan Wardak , informaron las agencias de noticias DPA y Europa Press.

El último balance de ese atentado es de 126 agentes de la DNS muertos.

El ataque ocurrió ayer por la mañana, cuando un talibán suicida detonó un vehículo lleno de explosivos cerca de la citada base, que alojaba a 150 agentes. Todos los sobrevivientes sufrieron heridas, según las autoridades locales.

Mohamad Sardar Bajtyari, miembro del consejo provincial, dijo que se han recuperado 60 cuerpos entre los escombros y que el balance podría ascender a unos 130 muertos y denunció que el Gobierno central está ocultando la cifra real de víctimas del ataque.

Salim Asghakhel, responsable del departamento de Salud Pública en la provincia, explicó que la explosión que dio comienzo al atentado provocó el derrumbe de parte del edificio de la DNS, compuesto por dos plantas.

Fuentes militares, en tanto, señalaron que cada día mueren unos 35 agentes de las fuerzas de seguridad afganos en ataques y enfrentamientos.

Mientras tanto, Estados Unidos sigue estudiando la posibilidad de retirar una parte significativa de los cerca de 14.000 militares que mantiene desplegados en el país centroasiático junto a unos 7.500 uniformados de otros países aliados. (Télam)