internacionales

EEUU sancionó al jefe del Ejército de Myanmar por la limpieza étnica contra rohingyas

Por Agencia Télam

16-07-2019 08:00

Estados Unidos impuso hoy sanciones contra el jefe del Ejército de Myanmar y otros altos cargos militares del país asiático por violaciones de derechos humanos durante la "limpieza étnica" contra los rohingyas en el estado esteño Rakhine.

El Departamento de Estado norteamericano señaló que los afectados por la medida "son responsables de graves violaciones de derechos humanos, incluidas ejecuciones extrajudiciales, durante la limpieza étnica de los rohingyas".

Los sancionados son, además de Min Aung Hlaing, el número dos del Ejército, Soe Win, y los brigadieres generales Tha Oo y Aung Aung.

"El Departamento de Estado se centra en políticas que cambien el comportamiento y promuevan la rendición de cuentas", señaló en un comunicado sobre Myanmar (ex Birmania), informó la agencia de noticias Europa Press.

"Con este anuncio, Estados Unidos es el primer gobierno en tomar medidas públicamente con respecto a la cúpula del Ejército de Birmania; hemos designado (las sanciones) a estas personas a raíz de información creíble sobre la participación de estos comandantes en graves violaciones de los Derechos Humanos", agregó.

En este sentido, expresó su "preocupación" debido a que "el gobierno birmano no ha tomado medidas para hacer rendir cuentas a los responsables de violaciones y abusos de derechos humanos", así como por "las continuadas informaciones sobre violaciones de derechos humanos por parte del Ejército birmano en todo el país".

La relatora especial de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Myanmar, Yanghee Lee, reclamó en enero pasado la imputación de Hlaing por delitos de genocidio por la persecución y exterminio de la minoría royingya, así como de crímenes de guerra y de lesa humanidad por matanzas perpetradas en otras partes del país.

Alrededor de 700.000 rohingyas huyeron a Bangladesh desde agosto de 2017, cuando los ataques a puestos de seguridad por parte de los insurgentes rohingya provocaron una represión militar que la U, Estados Unidos, Reino Unido y otros describieron como limpieza étnica, mientras Myanmar niega las acusaciones. (Télam)