internacionales

EEUU sanciona la jefa del gobierno prochino de Hong Kong, Carrie Lam

Por Agencia Télam

07-08-2020 01:15

Estados Unidos impuso hoy sanciones a varios funcionarios de Hong Kong, incluida la líder del gobierno pro-chino,Carriel Lam, a quienes acusa de socavar la autonomía de la ex colonia británica.

"Estados Unidos defiende al pueblo de Hong Kong y usaremos nuestras herramientas y autoridad para perseguir a aquellos que socavan su autonomía", dijo Steven Mnuchin, secretario del Tesoro estadounidense, en un comunicado.

Lam fue sancionada como "responsable directa de implementar las políticas de Beijing de supresión de la libertad y los procesos democráticos", según la declaración oficial del Tesoro, que alude a la Ley de Seguridad Nacional impuesta por China a fines de junio pasado.

La norma, según la oposición, atenta contra la independencia parcial de la que disfrutaba hasta ahora el territorio semiautónomo.

La declaración de Mnuchin precisa que Washington procederá a congelar propiedades y activos relacionados con todos los sancionados.

La medida llega luego de que el ministro chino de Defensa, Wei Fenghe, instara anoche a su homólogo de EEUU, Mark Esper, a "evitar acometer movimientos peligrosos" que puedan llevar a una escalada en el Mar de China Meridional, en vísperas de la visita de mayor rango de un dirigente estadounidense a Taiwán en los últimos 41 años.

Las sanciones son las últimas de una serie de acciones de la administración del presidente Trump, que han aumentado la tension entre ambas potencian, ya enfrentadas por disputas comerciales y el coronavirus.

Tras la sanciónd de la Ley de Seguridad, Washington retiró el estatus especial comercial que concedía a Hong Kong, al considerar que la norma elimina el alto grado de autonomía del territorio.

La Declaración Sino-Británica de 1984, que sirvió para acordar la devolución de Hong Kong de manos británicas a chinas en 1997, estableció el mantenimiento durante 50 años a partir de esa fecha de una serie de libertades en este territorio inimaginables en la China continental. (Télam)