internacionales

EEUU no presentará cargos contra el policía que mató a un vendedor ambulante afroamericano

Por Agencia Télam

16-07-2019 05:15

La Fiscalía Federal de Estados Unidos no presentará cargos contra el policía blanco que en 2014 mató a Eric Garner, un vendedor ambulante negro cuya última frase antes de morir, "no puedo respirar", se convirtió en bandera de la lucha contra el racismo en las instituciones estadounidenses.

La noticia se dio a conocer un día antes de que venza el plazo para que el fiscal general, William Barr, se expida, una fecha que coincide con el quinto aniversario de la muerte de Gardner.

Barr desoyó las recomendaciones de los fiscales de derechos civiles de Washington, partidarios de presentar cargos penales contra el agente Daniel Pantaleo, de 34 años, y se inclinó por las sugerencias de los fiscales de Brooklyn, que dijeron que la evidencia no era suficiente para presentar cargos, según fuentes del Departamento de Justicia, citadas por CNN.

"Incluso si pudiéramos probar que el control del Sr. Garner por parte del oficial Pantaleo constituía una fuerza irrazonable, tendríamos que probar más allá de toda duda razonable que el oficial Pantaleo actuó voluntariamente en violación de la ley", señaló Richard Donoghue, fiscal interino del Distrito Este de Nueva York, en una conferencia de prensa.

La madre de Gardner, Gwen Carr expresó su desconsuelo: "Estamos apesadumbrados porque el Departamento de Justicia nos falló", dijo Carr, que desde la muerte de su hijo se ha puesto al frente de la lucha por una reforma policial.

"Hace cinco años mi hijo dijo 'no puedo respirar' 11 veces; hoy, (nosotros) no podemos respirar)", lamentó.

Un alto funcionario del Departamento de Justicia dijo a la CNN que los fiscales vieron el video del estrangulamiento muchas veces, pero que no estaban convencidos de que Pantaleo haya actuado voluntariamente.

Agregó que la decisión de no presentar cargos fue de Barr, quien vio el video y recibió información de dos grupos de investigadores: el de la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, que no recomendó cargos, y el de los fiscales de derechos civiles del Departamento de Justicia de Washington, que recomendaron acusar al oficial.

Garner se negó a ser esposado cuando la Policía lo detuvo en una calle de Staten Island por vender cigarrillos sueltos y sin impuestos. Ante la negativa, Pantaleo le hizo una toma para inmovilizarlo en el suelo.

En imágenes tomadas por un transeúnte, se escuchan a Garner cuando grita "no puedo respirar" 11 veces hasta que queda inconsciente mientras el oficial mantiene la presión de su rodilla sobre su espalda. (Télam)