internacionales

EEUU impone sanciones a otros cuatro dirigentes de China, uno del politburó del PC

Por Agencia Télam

09-07-2020 02:45

Dos días después de anunciar restricciones de visados para funcionarios chinos, el Estados Unidos impuso hoy sanciones a cuatro dirigentes de esa potencia asiática, entre ellos un miembro del poderoso Politburó del Partido Comunista de China (PCCh) por violaciones a los derechos humanos contra una minoría musulmana.

El Departamento del Tesoro estadounidense anunció la decisión que golpea esta vez a cuatro dirigentes, entre ellos Chen Quanguo, secretario general del PCCh en Xinjiang, la región autónoma donde se concentran la mayoría de uigures, la minoría musulmana perseguida, y Zhu Hailun, su antiguo número dos.

"Chen comenzó a implementar una vigilancia exhaustiva, programas de adoctrinamiento y detenciones en Xinjinag contra uigures y otras minorías étnicas", denunció el Departamento del Tesoro en su comunicado, citado por la agencia de noticias DPA.

Además, el gobierno estadounidense acusó a Chen ordenar la construcción de "campos de detención masivos denominados 'centros de entrenamiento'", cuya gestión cotidiana quedó en manos de Zhu, según información de inteligencia de Washington.

"Antiguos detenidos en estos campos denunciaron que se habían producido muertes entre los detenidos después de torturas y abusos a manos de las fuerzas de seguridad", concluyó el texto.

Los otros dos sancionados son el actual director del Bureau de Seguridad Pública de Xinjiang (XPSB), Wang Mingshan y a su antecesor, Huo Liujun.

"La entidad y los oficiales han sido sancionadas por su conexión con graves abusos de los Derechos Humanos contra las minorías étnicas de Xinjiang, que incluirían detenciones arbitrarias y graves castigos físicos, contra los uigures y la población nativa turcomana", explicó el Tesoro.

Las denuncias sobre masivas violaciones a los derechos humanos en campos de concentración contra los uigures y hasta una posible limpieza étnica en el territorio chino no son nuevas.

Organizaciones de derechos humanos internacionales han recopilado una gran cantidad de pruebas y testimonios sobre esto, sin conseguir, sin embargo, que la comunidad internacional reaccione con reclamos o sanciones contra China.

El anuncio de Estados Unidos coincide con un momento de especial tensión en la relación bilateral con China, no solo después de dos años de guerra comercial intermitente, sino ahora también por la responsabilidad internacional sobre la pandemia de coronavirus, que ha golpeado a Estados Unidos como a ningún otro país hasta ahora.

En medio de este contexto, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció esta semana restricciones de visado para los funcionarios chinos que supuestamente están impidiendo acceder al Tíbet a diplomáticos estadounidenses, periodistas extranjeros y turistas, lo que marcó una nueva etapa en la constante escalada política.

(Télam)