internacionales

Duque dice que los exparamilitares que regresen de EEUU deberán someterse a la justicia ordinaria

Por Agencia Télam

12-11-2020 08:30

El presidente de Colombia, Iván Duque, advirtió que los exparamilitares que fueron extraditados a Estados Unidos hace años y que pronto regresarán a su país no podrán acogerse a la Jurisdicción Especial de Paz (JEP, justicia transicional) para buscar beneficios, sino que deberán comparecer ante la justicia ordinaria.

"Que no pretendan quienes fueron extraditados que van a llegar al territorio nacional a buscar con artilugios vincularse a nuevos esquemas de transicionalidad para que no tengan ni sanción carcelaria ni tampoco puedan ser extraditados nuevamente", dijo Duque en la instalación del 'XXIII Encuentro de la Jurisdicción Ordinaria: justicia, virtualidad e independencia", según difundió la Presidencia de Colombia.

El mandatario agregó que tienen que presentarse ante Justicia y Paz (creada en 2005 para facilitar la desmovilización de paramilitares) "y cumplirle a la justicia colombiana, que entraña una sanción intramural (prisión)".

Duque hizo “un llamado constructivo a la reflexión nacional” para que en el país “no se edifique un vestigio de impunidad”, ya que los paramilitares extraditados “eran terroristas y deben ser castigados”, y que aunque varios de ellos se sometieron a la Ley de Justicia y Paz, que implica la posibilidad una reducción sustancial de las penas, no debe existir “ausencia de la misma”.

Aunque no lo mencionó de manera directa, Duque se refirió así al exjefe paramilitar Salvatore Mancuso, quien podría regresar de Estados Unidos en las próximas semanas, y cuya defensa busca que sea aceptado en la JEP (creada en el marco de los diálogos de paz de La Habana para juzgar a exFARC, militares y terceros que financiaron el conflicto) y así obtener los beneficios que brinda.

El presidente también reiteró sus críticas a los excombatientes de la antigua guerrilla de las FARC que actualmente ocupan escaños en el Congreso como parte del Acuerdo Final de Paz de 2016, pese a haber cometido delitos de lesa humanidad.

“Quien incurre en un delito culposo no puede nunca más estar en un órgano de elección popular, pero existe en la misma corporación (Congreso) quienes han cometido crímenes de lesa humanidad y siguen ejerciendo esa función; eso amerita una reflexión, los castigos deben ser contundentes”, dijo.

Las declaraciones del mandatario se suman a otras expresadas por su Gobierno y por el partido oficialista Centro Democrático (derecha) desde años y que se reafirmaron el pasado octubre, luego de que uno de los excomandantes de las FARC, el actual senador Julián Gallo, adjudicara la responsabilidad de la antigua guerrilla en el asesinato del excandidato presidencial y político Álvaro Gómez, en 1995 en Bogotá.

(Télam)