internacionales

Dos policías imputados por el caso de un joven que quedó ciego tras una represión en Venezuela

Por Agencia Télam

05-07-2019 06:30

La Fiscalía venezolana imputó hoy a dos funcionarios de la policía del estado de Táchira por intento de homicidio y trato cruel contra un joven de 16 años que perdió la vista el pasado lunes, cuando recibió disparos de bala de goma lanzados a quemarropa durante la represión por una protesta.

Tarek Saab, el fiscal general designado por la oficialista Asamblea Constituyente, anunció en Twitter que los imputados son Javier Useche Blanco y Henry Hernández.

Ambos afrontan los cargos de "homicidio calificado con alevosía y motivos fútiles en grado de frustración, uso indebido de arma orgánica y trato cruel" contra el joven Rufo Chacón.

El muchacho recibió más de 50 disparos de perdigón en la cara, mientras participaba en una protesta por la falta de gas en Táriba, municipio de Cárdenas, estado Táchira.

Llegó al hospital con múltiples heridas en sus ojos y “perdió la totalidad de la anatomía y la morfología de los globos oculares”, detalló el presidente de la Corporación de Salud del Táchira, Luis Ramírez.

En el incidente también fue herido un hermano de Chacón, de 14 años.

El director de la Policía de Táchira, Jesús Arteaga, admitió en conferencia de prensa que el caso representó una violación de derechos humanos, según El Nacional y el diario digital Reporte Ya.

"Había una protesta con cierre de vía por más de 10 horas, se hizo necesario el uso de la fuerza pública y hubo un herido grave", explicó el funcionario, quien aseguró que dentro de la fuerza estaban efectuándose "las averiguaciones de rigor". (Télam)