internacionales

Diputados de Grecia aprueban que la Macedonia de la ex Yugoslavia se llame Macedonia del Norte

Por Agencia Télam

25-01-2019 11:45

La Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM) se llama a partir de ahora República de Macedonia del Norte o simplemente Macedonia del Norte, tras ratificar hoy el Parlamento griego el denominado Acuerdo de Prespa.

El Parlamento ratificó por mayoría absoluta ese tratado firmado en junio pasado entre los gobiernos de Skopje y Atenas y cerró así un litigio que duró más de un cuarto de siglo ante la existencia de una región del norte de Grecia llamada también Macedonia.

A pesar de la fuerte controversia que ha suscitado el acuerdo en el espectro político griego y de que el primer ministro izquierdista Alexis Tsipras gobierna ahora en minoría, 153 diputados -dos más que la mayoría absoluta- han respaldado el cambio del nombre.

Tsipras hizo en su intervención una nueva defensa del acuerdo que, dijo, constituye el punto de partida de una nueva era de estabilidad y progreso en los Balcanes, citó la agencia de noticias EFE.

Acusó a la oposición de no respaldar el Acuerdo de Prespa por intereses partidistas y por no apoyar nada que venga del partido gubernamental Syriza, y no tanto por estar en contra del compromiso en sí.

Lo que en el extranjero se bautizó inmediatamente después de su firma como un acuerdo "histórico", en Grecia ha levantado muchas críticas y desencadenado un terremoto político.

Además de costarle a Tsipras la ruptura de la coalición con su socio nacionalista, los Griegos Independientes, ha provocado la fractura del centro político, que hace tan solo un año había formado una alianza de partidos.

Mientras el Parlamento estaba enzarzado en un ácido debate, en la calle miles de personas se volvieron a concentrar ayer para expresar su rechazo a lo que consideran una traición a Grecia.

Tras una manifestación que reunió a unas 60.000 personas el domingo pasado, muchas menos de lo esperado por los organizadores, la misma coordinadora nacionalista que organizó esa protesta, así como el partido comunista, volvieron a convocar nuevas concentraciones en distintos puntos de Atenas.

Muchos griegos (un 62 % según las últimas encuestas) son contrarios a que el país vecino pueda incluir en su nombre el calificativo de Macedonia, que ven exclusivo de la región septentrional de Grecia, ni siquiera con la precisión de "Norte" que tantas décadas ha costado negociar.

El texto del acuerdo expresa que en el caso del gentilicio, el término "macedonio" debe entenderse exclusivamente como un concepto de ciudadanía y no de etnicidad.

Respecto al idioma, precisa que forma parte de la familia de las lenguas eslavas del sur, para no dejar lugar a malinterpretaciones.

Por otro lado, el acuerdo entierra definitivamente el reconocimiento de la minoría macedonia que todavía existe en Grecia -algo más de 5.000 personas-, que todo gobierno griego ha rechazado categóricamente reconocer.

(Télam)