internacionales

Diputados chilenos aprueban enmienda que podría permitir retiro anticipado de fondos de pensión

Por Agencia Télam

09-07-2020 10:45

La Cámara de Diputados de Chile aprobó una iniciativa destinada a legislar una reforma a la Constitución que permita a los ciudadanos retirar parte de sus fondos previsionales mientras dure el estado de excepción constitucional de catástrofe que el Gobierno declaró por la pandemia de coronavirus.

Con 95 votos a favor, 25 en contra y 31 abstenciones y tras una maratónica jornada, los legisladores de la cámara baja dieron media sanción al proyecto de ley que permitiría a los trabajadores retirar hasta un 10% de los fondos de pensiones privados.

Se necesitaban 93 votos para aprobar el proyecto, el cual se someterá ahora a otra comisión inferior y, posteriormente, al Senado, consignaron los diarios La Tercera y El Mercurio.

El modelo de pensiones de Chile, de capitalización, se basa en el ahorro individual obligatorio en el que cada trabajador aporta un 10% mensual de su salario bruto a un fondo de pensiones del que puede disponer cuando se jubila y que es gestionado por las denominadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

El sistema, heredado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) es fuertemente criticado y su eliminación fue una de las consignas que concentró los reclamos del estallido social iniciado en octubre de 2019 en el país.

El resultado de la votación es un duro revés para el gobierno de Sebastián Piñera, que no logró neutralizar el desmarque de 13 diputados oficialistas y sufrió una histórica derrota en la Cámara.

Minutos después de la votación, el ministro del Interior Gonzalo Blumel advirtió sobre un "quiebre con consecuencias insospechadas en la gobernabilidad de la coalición", en un intento por graficar la gravedad de que diputados de sus propias filas se desmarcaran de la postura fijada por La Moneda y respaldaran el proyecto.

En medio de la crisis económica por la pandemia, el domingo pasado Piñera presentó un paquete de medidas destinadas a ayudar a los chilenos de clase media, que incluyó préstamos blandos, moratorias, ayudas para alquileres y préstamos estudiantiles, pero la oposición criticó las medidas que solo endeudaban más a los hogares.

En medio del estallido social y el rechazo que genera el sistema jubilatorio, el Gobierno prometió una reforma del sistema que impulsaría las pensiones, aunque no eliminaría a los gestores privados.

En abril se aprobó en Perú un proyecto de ley similar, que permitía la retirada de los ahorros de las cuentas de pensiones. (Télam)