internacionales

Detienen a dos hombres por coche bomba en Irlanda del Norte

Por Agencia Télam

20-01-2019 02:15

La Policía detuvo hoy a dos hombres presuntamente vinculados a la explosión de un coche bomba que anoche sacudió la ciudad de Londonderry, en el noroeste de Irlanda del Norte, y que, según las autoridades, sería obra del grupo armado Nuevo IRA.

Ninguna persona resultó herida por la explosión, que sacudió Bishop Street, en una zona cercana a un edificio judicial y obligó a evacuar a numerosas personas de un hotel y de un club juvenil, según informó el Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI, por sus siglas en inglés).

Los dos detenidos, de unos 20 años, y cuyas identidades no fueron divulgadas, están siendo interrogados, agregó la fuerza, citada por la agencia de noticias EFE.

"Nuestra principal línea de investigación está centrada en el Nuevo IRA", que, "al igual que la mayoría de los grupos republicanos disidentes en Irlanda del Norte, es pequeño", explicó hoy el asistente del comisario del PSNI, Mark Hamilton.

Los disidentes republicanos se oponen al proceso de paz que llevó a la firma del Acuerdo del Viernes Santo en 1998.

La ministra británica para Irlanda del Norte, Karen Bradley, condenó hoy el atentado, que, según su opinión, intentó boicotear la paz.

"Este intento de alterar los progresos en Irlanda del Norte ha sido respondido, como debía ser, con una total condena por parte de todos los sectores de la comunidad" de la provincia, sentenció Bradley.

Pese a que se trata de un conflicto de larga data, el atentado fallido justo coincide con un momento de gran tensión en Reino Unido -y en especial en la isla irlandesa- por el futuro de la frontera entre la región británica de Irlanda del Norte y la República de Irlanda luego que Reino Unido abandone la Unión Europea (UE) el próximo 29 de marzo.

El gobierno británico no logró aprobar en el Parlamento en Londres el acuerdo negociado con la UE para reglamentar el Brexit, principalmente porque permite que Irlanda del Norte se mantenga dentro de unión aduanera -para evitar una frontera dura en la isla- por un tiempo indeterminado.

Muchos líderes británicos temen que si el país llega a abandonar la UE sin un acuerdo y se establece nuevamente una frontera dura entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, esto pueda hacer peligrar el Acuerdo del Viernes Santo y reavivar el conflicto. (Télam)