internacionales

Despliegue militar en Paraguay tras la fuga de 76 presos peligrosos

Por Agencia Télam

19-01-2020 08:45

El gobierno de Paraguay anunció un aumento del despliegue militar y policial alrededor de las cárceles que alojan presos pertenecientes a la organización criminal brasileña Primer Comando de la Capital (PCC), después de que 76 de ellos escaparan hoy de un penal cercano a la frontera con Brasil.

Lo anunció la ministra de Justicia, Cecilia Pérez, tras una reunión del Consejo de Seguridad del gobierno, a la que asistieron el presidente Mario Abdo Benítez y varios ministros.

“En este mismo momento, Pedro Juan Caballero (la cárcel donde se produjo la fuga) va a ser rodeado totalmente y lo mismo ocurrirá con los demás centros penitenciarios; el apoyo militar y policial será mucho más fuerte de lo que hemos estado trabajando hasta ahora”, dijo Pérez en conferencia de prensa, según la agencia noticiosa estatal IP.

La ministra agregó que se dispuso abrir investigaciones penales y administrativas, así como una intervención “completa” del sistema penitenciario.

La funcionaria aseguró que todos los evadidos son miembros del PCC, especificó que seis de ellos son lugartenientes de alias Minotauro, uno de los jefes de la organización que fue detenido hace un año en Brasil, y subrayó que todos los efectivos penitenciarios que estaban destinados en el penal donde sucedió la fuga fueron arrestados.

La fuga ocurrió esta madrugada en la prisión Pedro Juan Caballero, en el departamento oriental Amambay, fronterizo con Brasil, y el Ministerio de Justicia -que inicialmente cifró en 91 los evadidos, que luego redujo a 76- informó que un recluso fue capturado cuando salía de un túnel hallado en las inmediaciones de la cárcel.

Sin embargo, el ministro del Interior, Euclides Acevedo, dijo al canal Telefuturo que el gobierno manejaba la hipótesis de que los presos salieron por los portones principales del penal, con apoyo de personal penitenciario.

Según el ministro, el túnel fue construido como una fachada para ocultar esa supuesta complicidad.

En tanto, Pérez anunció en una primera rueda de prensa que destituyó al director general de Establecimientos Penitenciarios, Víctor Servián, y al director, el jefe de seguridad y los jefes de guardia de la cárcel donde se produjo la fuga.

Asimismo, agregó que puso su cargo a disposición de Abdo Benítez.

La ministra, que sostuvo la hipótesis del túnel, subrayó que este estaba en la planta baja del pabellón destinado a los presos del PCC pero también fugaron los de la planta alta, por lo que razonó que alguien debió abrir las celdas.

Cuestionó que nadie haya visto u oído el trabajo de construcción del túnel y resaltó que “es imposible que hayan pasado inadvertidas” 200 bolsas de arena que fueron encontradas en una de las celdas.

“Es categórico que hubo corrupción; nosotros hicimos una denuncia pública de que se ofrecían 80.000 dólares” para permitir la fuga y “sabemos ahora que este dinero tuvo que haber circulado”, dijo Pérez a la radio ABC Cardinal.

La Policía Nacional comenzó esta mañana un operativo de búsqueda y Brasil ofreció ayuda.

“Estamos a disposición también para ayudar a Paraguay en la captura de esos criminales; Paraguay viene siendo un gran socio en la lucha contra el crimen”, afirmó el ministro de Justicia brasileño, Sérgio Moro, en Twitter.

Moro aseguró que Brasil reforzó la seguridad en las zonas fronterizas con Paraguay, con el fin de evitar que los fugitivos regresen al país.

“Si vuelven a Brasil, ganan un billete solo de ida a un presidio federal”, les advirtió.

Fundado en 1993 durante una rebelión en una cárcel de San Pablo, en los últimos años el PCC expandió su actividad al tráfico de drogas y armas, especialmente en las regiones fronterizas, y también al robo de cargas y el contrabando de combustible. (Télam)