internacionales

Declaran la caducidad del Parlamento y Moise podrá gobernar por decreto en Haití

Por Agencia Télam

13-01-2020 03:00

Haití cayó hoy a una situación de "vacío institucional" tras la declaración de "caducidad" del Parlamento, lo cual permitirá al cuestionado presidente, Jovenel Moise, gobernar a fuerza de decretos.

Haití lleva diez meses con un gobierno en funciones, sin que Moise lograra del parlamento la aprobación de los políticos que propuso para el cargo de primer ministro durante ese período.

A esa ausencia se sumará ahora la del Parlamento, debido a que el presidente dio por acabado al actual período legislativo, sin que de momento haya una fecha prevista para la elección de los próximos miembros de la Cámara de Diputados y del Senado.

A través de su cuenta en Twitter, Moise, quien enfrenta múltiples denuncias por actos de corrupción, declaró la "caducidad" del Parlamento y admitió que la situación generada es de "vacío institucional".

La agencia EFE informó que esa inactividad parlamentaria permitirá al presidente gobernar por decreto "y sin contrapesos", a pesar de que el jefe del Estado fue el blanco de múltiples protestas reportadas en los últimos meses en Haití.

El final del período legislativo derivó en polémica porque no está claro el número de senadores que deben dejar sus cargos, a diferencia de la Cámara de Diputados, sobre la que no hay dudas de que cesa en pleno.

Moise afirmó hoy que ha acabado el mandato de "dos tercios" de la Cámara alta, que cuenta con 30 miembros, pero el Senado considera que 19 legisladores mantienen su cargo.

La controversia se debe a los repetidos aplazamientos de las elecciones en los últimos años y a una vaguedad en la ley electoral que ha permitido interpretaciones diversas en cuanto a la duración del mandato de los senadores.

Haití tenía previsto celebrar elecciones parlamentarias en octubre pasado, pero la postergación -hasta ahora sin fecha definida- fue forzada por la violencia de las protestas populares que pusieron en jaque al gobierno y paralizaron las actividades en el país durante casi dos meses.

El país, sumido en una crisis institucional, económica y social que lo han convertido en el país más pobre de América, no cuenta con primer ministro desde marzo de 2019 y tiene un gobierno en funciones tras la destitución por parte del Parlamento del entonces jefe del Ejecutivo, Jean Henry Céant.

Desde entonces, el presidente Moise ha propuesto dos primeros ministros, pero ninguno de ellos logró la aprobación del Parlamento.

Los medios locales de prensa aseguran que el presidente procura llevar a buen puerto una negociación para salir de la crisis a través de un acuerdo de unidad que involucra a la mayor cantidad posible de partidos políticos. (Télam)