internacionales

Cuatro integrantes de una familia kurdo-iraní murieron intentando cruzar el Canal de la Mancha

Por Agencia Télam

28-10-2020 01:30

Cuatro miembros de una familia kurdo-iraní murieron en el Canal de la Mancha cuando se hundió un barco en el que intentaban cruzar a la costa británica desde Francia, mientras que su hijo de 15 meses sigue desaparecido, informó hoy la cadena BBC.

Rasoul Iran-Nejad y Shiva Mohammad Panahi, ambos de 35 años, fallecieron al igual que sus hijos, Anita de nueve y Armin de seis, mientras que Artín sigue desaparecido.

El hombre se ahogó durante el naufragio, pero la mujer y dos de los pequeños murieron luego de ser rescatados junto con otros 15 migrantes.

Según consignó la BBC, Shiva y Rasoul, eran dos de los miles de refugiados que cada año ponen en riesgo su vida al contratar contrabandistas para que los ayuden a cruzar a Europa.

La familia era originaria de la ciudad de Sardasht en el oeste de Irán, cerca de la frontera con Irak.

Un amigo de Rasoul, refugiado en Dunkerque, dijo a la BBC que la familia salió de Irán el 7 de agosto hacia Turquía, luego tomó un ferry a Italia y hace casi un mes habían ido a Francia.

Mientras que su hermano, contó que Rasoul vendió todo para salvar su vida y buscar un futuro mejor para su familia y que para hacer el cruce habían pagado unos 24.000 euros a los contrabandistas.

Según la autoridades, las condiciones de navegabilidad del Canal de la Mancha eran difíciles ayer por la mañana e informaron que el barco fue avistado a unos 2 kilómetros de la costa francesa por un velero que pasaba alrededor de las 9:30 hora local que dio el alerta.

Cuatro barcos franceses, un helicóptero belga y un pesquero francés participaron en el rescate y la operación de búsqueda, pero para cuando los equipos llegaron a la embarcación, ésta ya se había hundido.

"La pérdida de vidas debería ser una llamada de atención para quienes están en el poder en Francia y el Reino Unido", expresó a la emisora británica Clare Moseley, fundadora de la organización benéfica "Charity Care4Calais".

Dijo que la comunidad de refugiados en la ciudad francesa de Calais está "completamente devastada" e instó a los Gobiernos a crear un nuevo sistema que permita a los inmigrantes solicitar refugio en el Reino Unido desde fuera de sus fronteras.

En sintonía, desde la organización Save The Children pidieron un "plan conjunto" entre Londres y París para garantizar la seguridad de las familias vulnerables,

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que sus pensamientos estaban con los seres queridos de las víctimas.

"Hemos ofrecido a las autoridades francesas todo el apoyo que necesitan mientras investigan este terrible incidente, y haremos todo lo posible para acabar con las despiadadas bandas criminales que se aprovechan de las personas vulnerables facilitando estos peligrosos viajes", afirmó el líder británico.

Más de 7.400 personas llegaron al Reino Unido en pequeñas embarcaciones este año, según consignó el diario The Guardian, casi cuatro veces más que en 2019, con un récord de 416 llegadas en un solo día el 2 de septiembre. (Télam)