internacionales

Cruces de acusaciones entre el gobierno chino y HRW por la situación de los DDHH en Hong Kong

Por Agencia Télam

13-01-2020 09:15

La Cancillería china le negó el ingreso a Hong Kong al director ejecutivo de Human Rights Watch (HRW), Kenneth Roth, donde iba a presentar el Informe Anual 2020 sobre Derechos Humanos y acusó a la G de tener "gran responsabilidad en el caos" desatado por las masivas protestas en la antigua colonia británica.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Geng Shuang indicó que "existen pruebas" que demostrarían que HRW ha apoyado la violencia en las calles hongkonesas.

"Muchos hechos y pruebas han demostrado que esta G ha apoyado a los radicales anti-China en Hong Kong a través de métodos diversos y les animó a ejercer violencia extrema y cometer crímenes, e instigado actividades separatistas en Hong Kong", apuntó Geng durante una rueda de prensa.

Las declaraciones del funcionario chino ocurrieron después de que Roth, que es ciudadano estadounidense, fue informado de que no se le permitía la entrada al país cuando aterrizó hoy en el aeropuerto internacional de su capital.

El director ejecutivo de HRW tenía previsto presentar el Informe Anual 2020 que denuncia el asalto a los Derechos Humanos en Hong Kong por parte de las autoridades regionales y del gobierno de Beijing.

Sin embargo, el portavoz de la diplomacia no proporcionó detalles de ninguno de los citados "hechos" o "pruebas" al respecto, ni mencionó el motivo para rechazar el acceso de Roth a la región administrativa especial.

"Esperaba destacar el profundo asalto a los esfuerzos internacionales por defender los Derechos Humanos. La negativa a dejar entrar en Hong Kong ilustra claramente el problema" indicó Roth en un comunicado.

HRW tiene previsto publicar su Informe Anual de 2020, de 652 páginas de extensión, en una rueda de prensa este miércoles.

En el documento, que cumple su trigésima edición este año, la G analiza la situación en cerca de 100 países, citó la agencia de noticias Europa Press.

En la introducción escrita por Roth, denuncia que el gobierno chino está llevando a cabo un ataque intensivo contra el sistema global de protección de los Derechos Humanos.

Tras la negativa de Hong Kong a dejarle entrar, Roth tiene previsto difundir el documento en una rueda de prensa en la sede de Naciones Unidas en Nueva York el 14 de enero.

"Mi denegación de entrada palidece en comparación al acoso que los activistas chinos sufren de forma rutinaria, con prisión, torturas y desapariciones forzadas simplemente por intentar garantizar los Derechos Humanos para los ciudadanos", reforzó.

El pasado 2 de diciembre, Beijing anunció que incrementaría las sanciones a varias G estadounidenses -entre ellas HRW- por su supuesta interferencia en las protestas de Hong Kong y en respuesta a la aprobación de la llamada "Ley de Derechos Humanos y Democracia en Hong Kong" por parte de Estados Unidos, por la que Washington podría sancionar a funcionarios chinos.

Las protestas llegaron de manera masiva a las calles hongkonesas el pasado 9 de junio a raíz de un controvertido proyecto de ley de extradición a China, ya retirado por la gobernadora Carrie Lam, pero han mutado hasta convertirse en un movimiento que busca una mejora de los mecanismos democráticos de Hong Kong y una oposición al autoritarismo de Beijing. (Télam)