internacionales

Criticas a ministro francés que pide a la prensa que avise a policía antes de cubrir manifestaciones

Por Agencia Télam

19-11-2020 03:00

El ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin, suscitó hoy un clamor de indignación entre los medios de comunicación franceses al estimar que los periodistas que deseen cubrir manifestaciones deben avisar previamente a las autoridades.

El miércoles en una conferencia de prensa, Darmanin afirmó que de está forma se podría "evitar confusiones" si la policía se viera obligada a tomar medidas contra los manifestantes indisciplinados.

Los sindicatos de periodistas denunciaron que los dichos del Ministro del Interior podrían dar luz verde a la policía para impedir que la prensa haga su trabajo y documentar potencialmente los abusos de las fuerzas de seguridad.

Muchos periodistas franceses le respondieron hoy al Ministro por Twitter, recordando que la cobertura de manifestaciones en la vía pública era libre y no podía condicionarse a la "acreditación" de la policía.

La declaración de Darmanin alimentó las tensiones entre el Gobierno francés y la prensa, que denuncia un proyecto de ley sobre seguridad, que está siendo debatido en estos momentos en el Parlamento francés.

La nueva ley tipificaría como delito la publicación de imágenes de policías con la intención de dañar su "integridad física o psicológica". Los medios consideran esto como una traba al derecho a informar, reportó la agencia de noticias francesa AFP.

Miles de manifestantes protestaron el martes en varias ciudades francesas contra esta "ley liberticida" y en París unas 30 personas fueron detenidas. Un periodista de la televisión pública France 3 que estaba filmando los arrestos pasó 12 horas en custodia policial, según dio cuenta el diario Le Parisien.

Solicitado por periodistas sobre este arresto, Darmanin dijo hoy que los periodistas "deben acercarse a las autoridades" antes de las manifestaciones que quieren cubrir para poder "informar sobre ellas" y "hacer (su) trabajo" mientras están "protegidos por la policía".

Darmanin dio marcha atrás poco después y dijo que no se trataba de una "obligación".

La nueva ley, llamada "ley de seguridad global" prevé medidas para responder a demandas de los sindicatos de policía, que se quejan de amenazas y agresiones cada vez más frecuentes luego de encontrarse retratados en imágenes de violencia en los medios.

La disposición más controvertida es un artículo que pretende penalizar con un año de prisión y una multa de 45.000 euros (53.000 dólares), la difusión de "imágenes del rostro o cualquier otro elemento que permita identificar" a un policía en intervención cuando el objetivo sea "perjudicar su integridad física o psicológica".

Los sindicatos de periodistas denuncian una medida que se aplicará no sólo a los medios de comunicación, sino a cualquier ciudadano que fotografíe o filme una operación policial. (Télam)