internacionales

Correa: La dirigencia indigena cogobernó con Moreno

Por Agencia Télam

27-07-2020 04:30

Para el expresidente Rafael Correa, la cúpula del movimiento indígena, una de las fuerzas sociales más importantes de Ecuador, ha "cogobernado" con su sucesor, Lenin Moreno, y le tendió "una tabla de salvación" en la crisis política de octubre pasado.

A siete meses de las elecciones generales, la gran incógnita en Ecuador no es solo si el correismo logrará participar de los comicios debido a las múltiples trabas legales que le están imponiendo los poderes del Estado, sino también si logrará construir una alianza lo suficientemente amplia para ganar en una segunda vuelta.

Extracto de la entrevista concedida por Correa desde Bélgica a la agencia Télam:

Télam- Las protestas de octubre pasado volvieron a sacar a las calles a un actor central, el movimiento indígena, pero también revelaron que las rivalidades generadas durante sus gobiernos siguen intactas. ¿Cree que estas rivalidades son más fuertes que la oposición al Gobierno de Moreno y los candidatos que proponen mantener su rumbo político y económico?

Rafael Correa- Ahí hay una mala lectura de la realidad. Se cae en el lugar común de creer que porque ser indígenas todos son honestos y están con el progresismo y contra el sistema que los ha mantenido excluidos durante siglos...no es cierto. La dirigencia indígena ha cogobernado con Moreno. Tenían hasta ministros hasta que comenzaron las protestas, renunciaron cuando empezaron las protestas. Lo siguen apoyando en la Asamblea. Les dieron la tabla de salvación a Moreno, después de casi dos semanas de protestas, 11 muertos, 1.300 heridos, 1.200 detenidos. Una represión que yo no recuerdo en la historia de Ecuador, brutal. En un día lanzaron más bombas lacrimógenas que nosotros en diez años, pero nosotros éramos los autoritarios. Dijeron: 'Bueno, deroguen la suspensión de los subsidios a los combustibles y listo', mientras se podía adelantar elecciones, como establece nuestro marco constitucional frente a una conmoción social y política. Eso nos hubiera dado un nuevo gobierno y hubiéramos tenido un nuevo gobierno para enfrentar esta terrible pandemia. En cambio, desde octubre el gobierno quedó descerebrado y ahora, con la pandemia, ha sido un gobierno ausente. (Télam)