internacionales

Con más contagios, pero aún pocos por habitantes, Rusia anunció la vuelta completa al trabajo

Por Agencia Télam

11-05-2020 07:30

Rusia anunció hoy que mañana se reanudarán todas sus actividades económicas, justo en medio de una aceleración del ritmo de contagios de coronavirus que la llevó a convertirse en el cuarto país con más casos confirmados, por encima de Italia y sólo debajo de Estados Unidos, España y el Reino Unido, todos los cuales, y cada uno a su manera, avanzaban también en el camino de la flexibilización de la cuarentena.

“A partir de mañana, el período único de días no laborables termina para todo el país y para todos los sectores de la economía”, afirmó el presidente ruso, Vladimir Putin, quien advirtió que la vuelta al trabajo se hará “bajo la estricta observación de todas las condiciones y requisitos sanitarios”, y que seguirán prohibidos los actos masivos.

La decisión fue adoptada el mismo día en que Rusia superó por primera vez a Italia en cantidad de casos confirmados, con más de 221.000, y tras haber acelerado y duplicado su ritmo de contagios en los últimos 10 días, que analistas locales atribuyeron al drástico aumento en la cantidad de pruebas realizadas.

No obstante, ese número seguía siendo muy bajo en relación con su población de 145 millones de personas, como también lo era la tasa de letalidad del virus, con poco más de 2.000 decesos.

Mientras tanto, los demás países europeos más castigados por la pandemia continuaron avanzando hoy, cada uno a su modo, en el sendero de la flexibilización de las restricciones impuestas hace dos meses o más.

En España -segunda en cantidad de casos y quinta en muertes en todo el mundo-, que registró la cifra diaria de fallecimientos más baja en casi dos meses, reabrieron hoy los espacios exteriores de bares y restaurantes, una parte clave de la vida social y económica del país, en el contexto del desconfinamiento “asimétrico” puesto en marcha en las últimas semanas.

En el Reino Unido -tercero en contagios y segundo en decesos-, el gobierno divulgó detalles del plan para flexibilizar la cuarentena a partir de este miércoles, que el primer ministro Boris Johnson anunció ayer en sus trazos generales y que se aplicará principalmente en Inglaterra, porque fue rechazado por las autoridades de Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

En Italia -quinta en casos confirmados y tercera en defunciones-, el primer ministro Giuseppe Conte cedió al pedido de autonomía de los gobernadores de las 19 regiones y los facultó para dar formas y ritmos propios a la salida de la cuarentena, pero también los comprometió a hacerse cargo del monitoreo de la situación de la pandemia en sus jurisdicciones.

En Francia -sexta en contagios y cuarta en muertes-, las imágenes de trenes y andenes abarrotados y sin posibilidad de mantener distancia social en París caracterizaron hoy el primer día de la reapertura gradual de actividades y el gobierno advirtió que aunque siguió bajando la cantidad de nuevos casos y de internaciones, la pandemia “sigue activa en el país”.

Por otra parte, en Estados Unidos, que seguía al tope con un tercio de los contagios y cerca de un tercio de las muertes en todo el mundo, el estado Nueva York -epicentro nacional de la pandemia- anunció que reabrirá tres regiones el viernes de manera experimental, mientras Florida debió dar marcha atrás con la habilitación de playas y parques por no cumplir el distanciamiento social.

Esas decisiones contrastantes tuvieron lugar en medio de la sostenida pulseada entre la Casa Blanca y numerosos gobernadores por la reapertura de la economía.

En ese contexto, el presidente Donald Trump ordenó que todo el personal de la Casa Blanca use barbijo menos él y el vicepresidente Mike Pence, pese a que en los últimos días dieron positivo de coronavirus un asistente del mandatario, una asesora de su hija Ivanka y la vocera del vice.

Paralelamente, volvió a escalar la tensión entre Estados Unidos y China con la acusación del FBI y el Departamento de Seguridad Nacional al país asiático de un supuesto intento de hackear informes sobre el desarrollo de una vacuna y de un posible tratamiento para el coronavirus, poco después de que Beijing amenazara con represalias a Washington por restringir los visados de periodistas chinos.

También en Brasil -octavo en cantidad de casos y sexto en muertes- continuaba la confrontación entre el gobierno central y las administraciones regionales acerca de la pertinencia de reabrir la economía o mantener las restricciones.

En Río de Janeiro, el segundo estado más castigado por la pandemia, dos municipios -Niteroi y San Gonzalo- suburbanos de la ciudad de Río de Janeiro iniciaron hoy un confinamiento total por cinco días y ya sumaban 20 los distritos fluminenses con una medida similar.

Chile, que superó la barrera de los 30.000 contagios, prorrogó por una semana más la cuarentena en varios distritos del área metropolitana de Santiago y de la región norteña de Antofagasta, mientras Bolivia anunció una flexibilización de las restricciones que sólo será cumplida por Cochabamba, mientras los otros ocho departamentos dijeron que mantendrán el aislamiento estricto. (Télam)