internacionales

Ciudad de España inicia campaña de test masivos para tratar de contener el coronavirus

Por Agencia Télam

21-11-2020 02:30

La norteña ciudad española de Burgos inició hoy un programa de pruebas masivas entre su población para tratar de contener el virus en el municipio del país europeo con mayor incidencia de la enfermedad.

Aunque no se vieron largas filas, el goteo de vecinos fue constante en el polideportivo donde se instaló el dispositivo de testeo, con el que esperan alcanzar en una semana un 25% de sus 175.000 habitantes.

Con mascarilla y bien abrigados para protegerse de las bajas temperaturas, los ciudadanos convocados accedían ordenadamente al pabellón, se lavaban las manos y eran recibidos por trabajadores sanitarios, informó la agencia de noticias AFP.

Totalmente cubiertos con prendas blancas, estos les tomaban los datos y les introducían una torunda por la nariz para realizar el test de antígenos.

"Por cada caso que diagnostiquemos aquí, podemos evitar alrededor de cinco o siete casos positivos, incluso más, al cabo de una semana", indicó a los medios Mónica Chicote, gerente sanitaria de atención primaria en Burgos.

A pesar de las múltiples restricciones aplicadas, como el cierre de bares, restaurantes y otros locales de ocio o la prohibición de reunirse con más de tres personas, la ciudad presenta la mayor tasa de incidencia de España.

Según los últimos datos del gobierno regional de Castilla y León, Burgos supera los 1.750 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, cuando la media nacional es de 419.

España, con un toque de queda en todo el país excepto Canarias desde finales de octubre, suma más de 42.000 fallecidos y 1,5 millones de contagios por la pandemia.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, dijo ayer que una parte "muy sustancial" de la población española habrá sido vacunada contra el coronavirus para mediados de 2021.

El mes pasado, el Gobierno español autorizó la futura adquisición de 31,5 millones de dosis de la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford. (Télam)