internacionales

China: Exjefe de Interpol condenado,más de 13 años de cárcel

Por Agencia ANSA

21-01-2020 06:30

Por Fabio Govoni ROMA, 21 ENE - El exjefe de Interpol Meng Hongwei, "desaparecido" en septiembre de 2018 durante una visita a China, fue condenado a más de 10 años de cárcel por corrupción, informó el Tribunal Popular de Tianjin.

Meng, quien fue durante dos años presidente de Interpol, deberá cumplir una pena total de 13 años y seis meses de prisión, por sobornos recibidos, además de que fue multado a pagar dos millones de yuanes RMB.

Un caso tan clamoroso como sospechoso, según algunos observadores y de acuerdo con la propia esposa de Meng, que considera que el marido fue víctima de una venganza política orquestada por el presidente Xi Jinping contra un rival, más que un chivo expiatorio en la preconizada vuelta de tuerca del líder chino contra la corrupción.

El tribunal de Tianjin, ciudad portuaria en el norte de China, halló a Meng culpable de haber recibido coimas por unos 2 millones de dólares entre 2005 y 2017 -por favores judiciales o administrativos para personas o empresas- cuando era un influyente dirigente del aparato de la seguridad interna del país.

Luego tuvo lugar la elección de presidente de Interpol y el traslado a París, y muchos analistas hablaron del temor que desde tal posición el Dragón de Xi pudiera usufructuar la ampliación de su poder.

Expectativa esta finalmente no cumplida porque en aquella posición Meng no duró ni dos años: en septiembre de 2018 ocurrió la misteriosa desaparición durante una visita a China que puso fin en forma prematura a su mandato en la agencia internacional de la policía criminal que debía finalizar este año.

La primera persona que dio la alarma de su desaparición fue la esposa, Grace Meng, y pocos días después fue comunicada su renuncia.

Las autoridades chinas confirmaron lo que se sospechaba: Meng había sido arrestado y detenido en espera de ser procesado por corrupción y que cuando desapareció de los radares ya había sido indagado.

Al emitir hoy la sentencia, al término de una única audiencia, los jueces -explicaron los medios de comunicación- tuvieron en cuenta algunos factores atenuantes, entre ellos, el hecho de que el imputado había "confesado, diciendo la verdad, todas las circunstancias de sus delitos", aunque -publicó el diario New York Times- las autoridades chinas no pudieron encontrar muchas de las sumas de dinero de las que Meng fue acusado de haber recibido en esos años.

La televisión estatal china, la CCTV, refirió que "Meng Hongwei dijo en el aula judicial que aceptaba el juicio de la corte sin recurrir a una posible apelación".

(ANSA).