internacionales

Chile: un adolescente cayó a un río desde un puente e investigan si hubo responsabilidad policial

Por Agencia Télam

03-10-2020 02:00

Un adolescente cayó al río Mapocho desde un puente en la ciudad de Santiago de Chile cuando efectivos de Carabineros se aprestaban a detenerlo y la fiscalía investiga si fue empujado por uno de los agentes o cayó de manera accidental mientras todos corrían por la pasarela peatonal, informaron hoy fuentes oficiales.

El incidente ocurrió ayer a última hora de la tarde, en el contexto del sexto viernes consecutivo de protestas en el centro de la ciudad, que terminó con disturbios y al menos nueve detenidos, a menos de un mes del plebiscito que puede determinar el cambio de la Constitución tras el estallido social de hace un año.

"Lo que sucedió es que hubo una detención; lamentablemente, al intentar detenerlo, esta persona cae; si es empujado o cayó solo es algo que va a determinar el Ministerio Público a través de su investigación", afirmó el jefe de la Zona Santiago Oeste de Carabineros, general Enrique Monrás.

El oficial señaló en conferencia de prensa que los investigadores estaban "viendo los videos para determinar si el joven se cayó o el carabinero lo empujó", y arriesgó: "Para mí, el funcionario intentó detenerlo".

"Personal de infantería, más el apoyo de lanzaaguas, hacen un despeje en el puente Pío Nono en dirección al norte, y en esta situación, cuando personal de Carabineros va a intentar detener a las personas, uno de nuestros carabineros, al tratar de detener a un joven, éste pierde el equilibrio y cae por la baranda del puente al río", describió.

Monrás aseguró que "en forma inmediata" se dio intervención a la fiscalía Centro Norte y a la Policía de Investigaciones (PDI), a las que se facilitó el acceso a las cámaras que los uniformados llevan en el cuerpo y a los registros fílmicos disponibles.

"Es un procedimiento policial en un momento de violencia, es lamentable que haya ocurrido, estamos trabajando para que estos hechos no ocurran", dijo el ministro del Interior, Víctor Pérez.

El funcionario sostuvo que en el procedimiento de anoche "se usaron protocolos absolutamente distintos, nuevos", con alerta por micrófono de que los policías "van a actuar"

"Carabineros ya nos dijo que no nos amarramos a ninguna versión porque la verdad de los hechos la determinará la investigación el Ministerio Público", agregó Pérez en declaraciones a la radio La Red.

En tanto, el gobierno del presidente Sebastián Piñera afirmó en un comunicado que "respalda la necesaria y fundamental labor de Carabineros" pero al mismo tiempo "rechaza y condena categóricamente toda acción que atente contra los derechos humanos".

La nota, divulgada este mediodía por la Dirección de Prensa de la Presidencia, asegura que el gobierno ordenó a Carabineros "realizar un sumario administrativo" y "apartar al funcionario involucrado de sus labores operativas mientras se realiza la investigación correspondiente".

El hecho causó indignación pues los registros de video que circularon muestran aparentemente la voluntad de empujar al adolescente de 16 años desde el puente Pio Nono, según medios locales.

El joven permaneció durante varios minutos inconsciente en el lecho del río, pero la acción de otros manifestantes, que lograron descender, permitió socorrerlo y quedó internado en la clínica Santa María con múltiples fracturas.

Diversas organizaciones repudiaron el hecho y reclamaron la renuncia del jefe de Carabineros, general Mario Rozas, y la intervención de la fuerza.

El diputado opositor Raúl Soto, presidente del Partido Demócrata Cristiano, exigió "la renuncia inmediata" de Rozas, de quien dijo que "debe asumir su responsabilidad por las violaciones de derechos humanos que se arrastran en total impunidad".

Por su parte, la Red de Constitucionalistas por la Nueva Constitución Social y Democrática apuntó a los líderes políticos, que "han estimulado estos comportamientos ampliando indebidamente las facultades policiales, ofreciendo recursos cada vez que se le piden y convalidando investigaciones internas que carecen de cualquier racionalidad, garantizando así, impunidad". (Télam)