internacionales

Buscan a un cuarto sospechoso por el crimen de los infantes de marina en Uruguay

Por Agencia Télam

02-06-2020 06:00

La Policía de Uruguay buscaba hoy a un cuarto sospechoso por el reciente asesinato a sangre fría de tres infantes de marina, tras haber detenido a tres personas, mientras fuentes de la investigación revelaron que la Armada y la Fiscalía esperaban un ataque al predio naval donde ocurrió el crimen, informó la prensa local.

Asimismo, la Policía Científica encontró en la escena de los homicidios una prueba que daría por cerrado el caso y el principal sospechoso de haber ejecutado a los tres infantes es un ex marino de 26 años, según el diario montevideano La República.

El periódico no aclaró si se trata del ex marino detenido ayer junto a otras dos personas o del cuarto sospechoso al que la Policía buscaba hoy.

Mientras tanto, fuentes de la investigación revelaron que en noviembre pasado la Armada informó a la Fiscalía que, según datos de inteligencia, había un plan para atacar el puesto de control donde fueron asesinados los infantes, informó el diario El Observador.

De acuerdo con esas fuentes, la alarma se activó a partir de la investigación administrativa por el robo de dos pistolas reglamentarias en otra sede de la Armada, hecho por el cual fue imputada una mujer militar a la que se le encontró una de las armas y había vendido la otra.

El almirante Carlos Abilleira -jefe de la Armada a fines del año pasado- afirmó que aquella investigación descubrió que varios infantes habían recibido a través de redes sociales “el mensaje de que estaban buscando pistolas y que podían atentar contra el destacamento que está detrás del Cerro”.

La Fiscalía no actuó entonces porque no tiene “competencia preventiva” y, según sus atribuciones, “se investigan delitos, no versiones”, explicaron fuentes del Ministerio Público.

Abilleira admitió que “no había elementos como para denunciar formalmente el hecho en sí, era algo que se manejaba en las redes”.

Medios locales especularon con la posibilidad de que los infantes fueran asesinados para robarles las pistolas, que, según dijeron, son muy valoradas en el narcotráfico, donde pueden venderse por hasta 5.000 dólares o canjearse por un kilogramo de cocaína.

El domingo, poco después de las 8, fueron hallados los cuerpos baleados de tres infantes de marina, dos en el puesto de guardia y el restante en un dormitorio, en un predio de la Armada que ocupa una de las laderas del Cerro de Montevideo y en el que hay emplazadas antenas de transmisión pertenecientes a la fuerza y a empresas privadas.

Al encontrarse los cadáveres sólo faltaban las pistolas reglamentarias de las víctimas pero no otras armas o equipos.

El gobierno informó ayer que la Policía había detenido a tres sospechosos -dos hombres, uno de ellos ex infante de marina, y una mujer- durante un allanamiento a una vivienda cercana al lugar del crimen.

En el allanamiento se encontraron “pruebas relevantes”, entre ellas “un arma numerada” y “tres cargadores” de pistolas 9 milímetros que las autoridades presumen que podrían corresponder a las armas robadas a las víctimas, afirmó el ministro del Interior, Jorge Larrañaga.

El funcionario agregó que “seguramente” los detenidos iban a comparecer hoy ante la fiscal a cargo del caso, Mirta Morales, quien a su vez dijo que no descartaba “ningún móvil”, que aguardaba el resultado de varias pericias -entre ellas, las balísticas- y que si bien el predio no tiene cámaras de seguridad, sí hay algunas en las inmediaciones. (Télam)