internacionales

Bolsonaro busca distanciarse de la derrota de sus aliados en las municipales brasileñas

Por Agencia Télam

16-11-2020 01:30

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, intentó hoy distanciarse del magro desempeño de sus apadrinados y aliados en la primera vuelta de las elecciones municipales brasileñas celebradas ayer en el país, y prefirió destacar el persistente debilitamiento de la izquierda.

"La izquierda sufrió una histórica derrota en estas elecciones, en una clara señal de que la ola conservadora en 2018 llegó para mantenerse", tuiteó el mandatario ultraderechista.

"Mi ayuda a unos pocos candidatos a alcalde se resumió a cuatro lives de un total de 3 horas", dijo, luego que de los 13 candidatos apoyados por Bolsonaro para alcaldías, sólo dos resultaron electos y otros dos disputarán el segundo turno el 29 de noviembre, según informó la agencia de noticias AFP.

El peor resultado de sus aliados se produjo en San Pablo, la capital económica y financiera del país, donde el candidato Celso Russomano quedó en cuarto lugar, con un 10,5% de los votos.

En esta ciudad la segunda vuelta se disputará entre el intendente saliente Bruno Covas, del centro-derechista PSDB, que logró 32,8%, y el izquierdista Guilherme Boulos, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), que sumó 20,2% .

En Río de Janeiro, en tanto, el alcalde saliente Marcelo Crivella, con 21,9%, un exobispo evangélico apoyado por Bolsonaro, quedó en posición desfavorable para el segundo turno, frente a su predecesor Eduardo Paes, del derechista partido Demócratas (DEM), con 37%.

Los políticos de centro y centro-derecha fueron los principales favorecidos en los comicios del domingo.

Bolsonaro, sin partido desde que rompió el año pasado con el PSL -su novena filiación política-, participó de forma ligera en el comienzo de la campaña, pero en la recta final, y ante los sondeos desfavorables para sus aliados, inició transmisiones en vivo diarias en sus redes sociales que fueron cuestionadas por contravenir las reglas de hacer campaña.

De los 45 concejales que Bolsonaro apoyó nominalmente, sólo 9 fueron electos (20%).

El mandatario borró ayer un post en Facebook en el que pedía apoyo a candidatos que en su mayoría fueron derrotados.

Su hijo, el concejal de Río de Janeiro Carlos Bolsonaro, fue reelegido pero perdió el puesto de más votado ante Tarcísio Motta, del PSOL.

Esta elección "muestra la fuerza que el centro volvió a tener en el proceso político", afirmó el politólogo de la Universidad Federal de Minas Gerais Felipe Nunes.

En el campo de la izquierda, Nunes destacó que partidos como el PSOL y el Partido Comunista de Brasil (PCdoB), que disputarán segundas vueltas en capitales estatales, surgen como posibles alternativas y minan la hegemonía del Partido dos Trabalhadores (PT), del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. (Télam)