internacionales

Bolivia: Investigan por corrupción a dos ministros por compras de material antidisturbios

Por Agencia Télam

08-06-2020 08:30

Una denuncia contra dos ministros de Bolivia por la compra con supuesto sobreprecio de material antidisturbios a través de un intermediario en Estados Unidos fue aceptada hoy por la Fiscalía, un escándalo que se suma a la compra con irregularidades de respiradores, que le costó el cargo al ex titular de Salud.

La Fiscalía de Bolivia aceptó la denuncia contra los ministros de Defensa e Interior, Luis Fernando López y Arturo Murillo, por el supuesto sobreprecio de cerca de dos millones de dólares en la compra de material antidisturbios, luego que la acusación apareciera en los medios y fuera desmentida por los funcionarios señalados.

En declaraciones a la prensa local, el fiscal departamental de La Paz, Marco Antonio Cossío, dijo que la denuncia "sí, se ha admitido" y ya se tiene un fiscal especializado encargado de "conformar el día de hoy una comisión" y comenzar con la investigación.

Cossío precisó que la denuncia contra los ministros se enmarca en los tipos penales de "incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado y otros", por lo que ahora comenzarán los veinte días de investigación preliminar.

La denuncia formal la presentaron varios parlamentarios del Movimiento al Socialismo (MAS) del ex presidente Evo Morales, entre ellos los diputados Franklin Flores, Sonia Brito y Édgar Montaño, y se hizo pública primero en un programa del canal de televisión privado Gigavisión, informó la agencia de noticias EFE.

Según el informe periodístico, la compra incluyó gases lacrimógenos y balas de goma.

El Ministerio de Interior rechazó la denuncia y exigió una rectificación al medio, una declaración que fue califica como "hostigamiento" y "acoso" por la Misión en Bolivia de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Según fuentes oficiales, el lote se adquirió con el objetivo de enfrentar al "terrorismo y el narcotráfico" durante las jornadas de crisis política y social que afrontó Bolivia en noviembre pasado, tras la renuncia y denuncia de golpe de Estado de Morales.

En esos días, la Policía y las fuerzas militares reprimieron a simpatizantes del MAS y manifestantes que denunciaban un golpe de Estado, y en varias ocasiones mataron a personas que quedó demostrado estaban desarmadas.

Este caso de presuntos sobreprecios se suma a otro que procesa actualmente la Justicia por la compra en España, con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de respiradores para pacientes críticos por coronavirus.

Este caso, también denunciado formalmente por legisladores del MAS, obligó al gobierno a remover a su entonces ministro de Salud Marcelo Navajas.

Además, en otro escándalo en plena pandemia, el alcalde de Cochabamba, José María Leyes, fue detenido hace 10 días en el marco de una investigación por presuntas irregularidades en la contratación de un restaurante para la entrega de comida a militares y policías, desplegados por la emergencia sanitaria.

Leyes es del Movimiento Demócrata Social, una coalición que agrupa a partidos que se formó para ganarle las elecciones al MAS en Cochabamba.

El Ministerio de Salud de Bolivia informó hoy que se registraron 285 nuevos casos y 11 muertes de coronavirus en las últimas 24 horas, lo que elevó el total a 13.643 y 465, respectivamente. (Télam)