internacionales

Bolivia habilita más cementerios en Santa Cruz por la saturación de los espacios

Por Agencia Télam

17-07-2020 02:30

La saturación del cementerio municipal de la ciudad boliviana de Santa Cruz, la más afectadas por la pandemia del coronavirus, obligó hoy a las autoridades del país a habilitar una segunda necrópolis y a preparar una tercera, un día después de que se confirmara un nuevo récord de casos diarios.

La Alcaldía cruceña informó que el espacio habilitado en el cementerio La Cuchilla para enterrar a los muertos por Covid-19 superó su capacidad por lo que abrió otro terreno en Los Cusis, que también depende del municipio.

"Hemos hecho una planimetría de unos 900 espacios para sepultar a difuntos", informó el director de Cementerios de la Alcaldía cruceña, Ronald Romero, citado por la agencia de noticias EFE.

Agregó que las familias de escasos recursos que no tengan dónde ni cómo enterrar a sus muertos a causa de la enfermedad pueden acceder a un servicio funerario provisto por la Alcaldía de forma gratuita.

Ya ha habido una treintena de entierros en Los Cusis y una vez que llegue a su capacidad, se habilitará un tercer camposanto, Santa Carla, donde la Alcaldía ha empezado con los trabajos de preparación del terreno.

Santa Cruz, la mayor región boliviana con más de tres millones de habitantes, es la que más casos de Covid-19 registra, con 761 fallecidos y 27.744 positivos confirmados, poco más de la mitad del total nacional.

Bolivia, que tiene unos 11 millones de habitantes, acumula a nivel nacional 1.984 decesos y 54.156 contagios desde que se reportaron los primeros casos en marzo pasado, según datos oficiales.

En su último reporte dado a conocer anoche, Bolivia informó un nuevo récord diario de 1.938 casos, tras su anterior marca de 1.635 del 11 de julio.

La propia presidenta de facto del país, Jeanine Áñez, está aislada en la residencia oficial en La Paz tras haber dado positivo, al igual que seis de sus ministros, uno de ellos hospitalizado al empeorar su estado, mientras que uno superó la enfermedad.

Al igual que la presidenta del Senado, Eva Copa, que ejerce como presidenta del Parlamento, que está también en aislamiento en su residencia, y varios parlamentarios, uno de ellos fallecidos con sospechas del virus.

El país reporta casos de centros de salud y de cementerios saturados, mientras se alistan nuevos hospitales y cementerios con el fin de atender el aumento de contagios y de fallecidos.

Bolivia tiene declarado desde fines de marzo estado de emergencia sanitaria, con una cuarentena que ha ido variando por fases y se ha ampliado a todo julio en el conjunto del país, aunque con distintas restricciones por regiones y municipios en función de un mapa de riesgo de la enfermedad.

(Télam)