internacionales

Bolivia está camino al pico de pandemia, según la presidenta de facto

Por Agencia Télam

14-07-2020 06:00

La presidenta de facto en Bolivia, Jeanine Áñez, anunció hoy que el país está en plena escalada al pico de la pandemia por el coronavirus, que afecta a la mandataria, seis de sus ministros y varios legisladores, entre otros dirigentes, mientras se multiplican los reclamos políticos, económicos y sanitarios.

“Ahora estamos en un momento muy difícil: estamos subiendo el pico de la pandemia, pero estoy segura que unidos entre todos, colaborándonos, vamos a salir adelante. Tenemos que estar unidos en esta situación”, aseguro Áñez, a través de una videoconferencia en la que destacó la importancia de tener un sistema de salud fortalecido para poder reactivar al país.

“Ahora sí nos damos cuenta cuán importante es la salud, tenía que habernos pasado una crisis sanitaria para darnos cuenta de que sin salud no podemos trabajar, trabajar ni hacer deporte”, afirmó la mandataria, citada por el diario local Página Siete.

Sin embargo, la presidenta de la Cámara de Senadores, la opositora Eva Copa, quien también padece Covid-19, se quejó de la atención de su seguro de salud y argumentó que por estos problemas de gestión sanitaria, es necesario celebrar las elecciones generales previstas para el 6 de septiembre.

"Ahora que estoy yo viviendo en carne propia esta situación (del coronavirus), creo que lo mejor es hacer una elección", manifestó Copa del Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales.

La legisladora lamentó que su seguro de salud no la hayan atendido como es debido desde que confirmó que portaba el coronavirus: ni con atención médica ni con medicamentos.

"En mi seguro no me han dado ni una aspirina, he estado esperando bastante tiempo por una consulta; he tenido que buscar mis medicamentos de farmacia en farmacia donde no hay por la alza y especulación total de medicamentos", aseguró Copa, en una entrevista con el canal Radio Televisión Popular.

Bolivia declaró el estado de emergencia sanitaria desde fines de marzo, con una cuarentena que se fue flexibilizando y endureciendo de nuevo por fases en función de un mapa de riesgo por regiones y municipios del país.

Desde el inicio de la cuarentena dinámica, los contagios fueron en aumento hasta alcanzar hoy 49.250 casos y 1.866 decesos.

La pandemia desbordó el sistema de salud público con los hospitales de las principales ciudades en estado de emergencia por falta de recursos, al punto que ayer el Gobierno de facto advirtió que podría expropiar hospitales y cementerios si la pandemia se agrava.

Bolivia vive, además, una profunda crisis política desde noviembre pasado, con la renuncia y denuncia de golpe de Estado de Evo Morales, tras ser reelecto por cuarta vez en unos cuestionados comicios en octubre, la asunción irregular de Añez y la nueva convocatoria a las urnas, que dividen a la opinión pública y a la dirigencia.

En este contexto y pese a la exhortación de las autoridades de evitar la aglomeración de personas para prevenir la propagación del coronavirus, la Central Obrera Boliviana (COB) y los maestros rurales iniciaron hoy una masiva marcha desde el departamento de El Alto hacia la vecina La Paz, la capital del país.

Los manifestantes exigen un protocolo de tratamiento del coronavirus, la anulación del Decreto Supremo 4260 de educación virtual y la postergación de los pagos de créditos, entre otros reclamos.

En paralelo, el personal de salud de un hospital del municipio de Quillacollo, en el departamento de Cochabamba, uno de los más afectadas por la pandemia, informó hoy que desde mañana se declarará en huelga si las autoridades no pagan los salarios retrasados desde marzo, cuando empezó la pandemia, en las próximas 24 horas. (Télam)