internacionales

Bielorrusia, Turquía y fondos de pospandemia, al tope de la agenda en difícil cumbre de la UE

Por Agencia Télam

01-10-2020 10:15

Líderes de la Unión Europea (UE) inician hoy una cumbre en Bruselas para abordar las disputas que amenazan su enorme paquete de recuperación económica pospandemia y debilitan su capacidad para responder a las crisis en sus fronteras con Turquía y Bielorrusia.

La primera noche de la cumbre extraordinaria de dos días estará dominada por los complicados vínculos del bloque con Turquía, que está envuelta en una peligrosa disputa marítima con Grecia y Chipre en el Mediterráneo oriental a propósito de yacimientos de gas.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 países de la UE también se verán obligados a discutir el compromiso de vincular el acceso a los fondos del bloque a la situación del Estado de Derecho en un determinado país, una idea a la que Hungría se opone ferozmente y que tiene enormes repercusiones en otras negociaciones.

En una turbulenta cumbre de cuatro días celebrada en julio, los líderes acordaron autorizar a la UE a asumir deuda para financiar un gigantesco plan de recuperación de 750.000 millones de euros (880.000 millones de dólares), respaldado por un presupuesto de la UE a largo plazo de un billón de euros.

Pero el presidente del Parlamento Europeo (PE), David Sassoli, advertirá a los jefes de gobierno que los eurodiputados se oponen a los recortes en programas clave de la UE en el plan presupuestario y quieren 100.000 millones de euros (118.000 millones de dólares) más.

El PE puede aún negarse a aprobar todo el paquete, y Hungría y Polonia también podrían bloquear el acuerdo si su acceso a los fondos queda condicionado por el respeto de los estándares europeos del Estado de Derecho.

No obstante, los líderes europeos parecen querer evitar áridas discusiones sobre presupuestos, y fuentes diplomáticas dijeron que la intención de todos es discutir asuntos diplomáticos y la postura estratégica de Europa, informó la agencia de noticias AFP.

Durante la cena del jueves, analizarán los vínculos con Turquía, que teóricamente sigue siendo un candidato para unirse a la UE y en un actor clave en las medidas migratorias, pero preocupa a todos por protagonizar alta tensión militar con Grecia y Chipre en el Mediterráneo oriental.

Mientras tanto, Chipre ha estado bloqueando sanciones por la crisis política en Bielorrusia, sugiriendo que si la UE quiere su apoyo a esa medida tendrá también que adoptar sanciones contra Turquía.

Una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la UE la semana pasada no logró romper el punto muerto, por lo que se espera que los líderes puedan avanzar.

Los funcionarios de la UE han elaborado una lista de 40 funcionarios bielorrusos considerados responsables de la represión poselectoral en Bielorrusia susceptibles de ser sancionados si Chipre abandona su posición.

Los líderes discutirán si incluyen al líder de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, en la lista de sancionados, como ya lo han hecho Canadá y Gran Bretaña.

El reciente recrudecimiento de los combates entre Armenia y Azerbaiyán por la disputada región de Nagorno Karabaj también influirá en la discusión sobre Turquía.

Cuando ya el centro de Bruselas estaba cerrado para la llegada de los mandatarios, la Comisión Europea anunció su decisión de iniciar acciones legales contra el Reino Unido, por un proyecto de ley que modifica unilateralmente el Acuerdo de Retirada.

De esa forma, el Brexit -que será objeto de una cumbre específica el 15 de octubre- se metió en la agenda de la reunión. (Télam)